Alucinante: un futbolista salta a la grada para pegar a un aficionado

Harto de los insultos no pudo más y se marchó a por él

Toni Leistner ha dio con el Hamburgo a su casa, a Dresden, donde nació y donde ha jugado el partido de Copa contra el Dynamo de Dresden.

Pero el partido ha sido un suplicio para él: le han silbado e insultado y no ha sabido mantener la calma.

Al final del choque, cuando estaba haciendo la entrevista después del partido, no ha podido más, ha localizado a un aficionado que debía haberle insultado y ha saltado a la grada, ha ido subiendo con decisión y le ha agarrado del cuello y pegado un empujón ante el asombro e indignación de la gente de alrededor.