Georgina: de dependienta por 200 euros a la semana a multimillonaria mujer de Cristiano

Así ha logrado la pareja de CR7 pasar en cuatro años de ser una desconocida a mama modelo y superestrella de Instagram

Se ha convertido en una de las Wags más famosas del planeta, pero la pareja de Cristiano Ronaldo, Georgina Rodríguez, no siempre ha disfrutado de fama y lujo. La modelo, de 26 años, vivía en un piso compartido y trabajaba como dependienta por poco más de 200 euros a la semana hasta que un encuentro casual con el crack portugués cambiaría su vida para siempre.

Ahora es un mamá modelo y una superestrella de Instagram con más de 21 millones de seguidores. Georgina se encarga con mimo de los cuatro hijos de Ronaldo: la hija de ambos -de dos años- Alana Martina, los gemelos subrogados Eva y Mateo, de tres y Cristiano Jr de diez años, en la ciudad italiana de Turín.

Ver esta publicación en Instagram

Infinito ❤️ 🛥

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el

Lleva una vida que la mayoría de los mortales solo podemos soñar: Vacaciones de ensueño, prendas de Chanel y Gucci de la cabeza a los pies, yates y carísimos coches deportivos pero la vida de la futura Sra. Ronaldo no siempre fue un cuento de hadas. Antes de ocupar portadas de revistas y ser una de las reinas indiscutibles de Instagram, donde los “likes” se cuentan por millones, Georgina llevaba una vida muy diferente.

Ver esta publicación en Instagram

Allá voy Venecia 💃🏻 #venicefilmfestival

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el

Nany y camarera

Georgina Rodríguez nació en Argentina, la ciudad de la que era su padre, y poco después se trasladaron a Murcia, de donde era su madre. A los 17 años, Georgina voló a Inglaterra y consiguió un trabajo como au pair para una familia en Bristol por 10 euros la hora. A su vuelta, encontró su primer trabajo como camarera en Huesca, donde alquiló una habitación en un piso compartido. Este trabajo le permitió ahorrar algo de dinero y cumplir su sueño de trasladarse a Madrid a los 19 años.

Una vez en la capital, Georgina Rodríguez consiguió un trabajo como dependienta en Massimo Dutti que abandonó para marcharse cuatro meses a Inglaterra a perfeccionar su inglés. Cuando regresó a Madrid, con 22 años, consiguió el trabajo que quería en Gucci, la boutique de lujo que le llevó a conocer a Cristiano Ronaldo.

Su primera aparición con CR7

La pareja comenzó a salir en 2016 pero sus comienzos con él no fueron nada fácile. Los fans y “odiadores” del futbolista se enteraron de donde trabajaba y Georgina tuvo que dejar su empleo y cambiar a la tienda Prada de El Corte Inglés, donde ganaba poco más de 1.000 euros al mes más comisión.

Su primera aparición pública con Cristiano fue en la gala de premios The Best de 2017, en la que el portugués fue nombrado mejor jugador del año. Georgina acudió junto al entonces jugador del Real Madrid, confirmando una relación sentimental que sigue contra todo pronóstico.

Ver esta publicación en Instagram

Que afortunada me siento ❤️

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el

Es una enamorada del baile y de los caballos y a día de hoy, los más de 21 millones de seguidores que acumula Georgina Rodríguez en Instagram la convierten en una de las influencers más relevantes a nivel mundial. Por ello, cada imagen que sube a redes sociales luciendo sus impresionantes curvas hacen enloquecer a su legión de seguidores y provoca millones de comentarios y “likes”.

Ver esta publicación en Instagram

Work day 👙 @prettylittlething

Una publicación compartida de Georgina Rodríguez (@georginagio) el