Bale ya no es un problema para el Real Madrid

El galés se marchará cedido por un año al Tottenham, que pagará algo más de la mitad de su sueldo

Gareth Bale ya no es un problema para Zinedine Zidane y para el Real Madrid. El galés ha llegado a un acuerdo para marcharse cedido al Tottenham, el equipo del que procedía y dejará de convertirse en una sombra molesta en el banquillo madridista.

El Tottenham se hará cargo de algo más de la mitad de su ficha. Pagará unos millones de libras (22 millones de euros), por lo que el Real Madrid tendrá que aportar aún 12 millones para completar los 34 millones de euros brutos de su sueldo.

El agente del jugador, Jonathan Barnett, confesó en la BBC que para Bale era un regreso a casa. El Real Madrid pagó 100 millones de euros por el traspaso del jugador en 2013 y ahora regresa por algo más de la mitad de su sueldo.

La marcha de Bale no es definitiva, de momento, aunque sí parece el primer paso para una salida sin posibilidad de vuelta. Al galés aún le quedará un año de contrato con el Real Madrid.

A Zidane ya le hubiera gustado que se marchara hace un año, cuando llegó a decir «si se va mañana, mejor». Pero Bale no se fue. Tenía una oferta de China, pero la normativa del país sobre traspasos, que carga de impuestos los fichajes millonarios, hizo que el galés pretendiera marcharse gratis. Bale aguantó toda la temporada, aunque no fue habitual en las alineaciones del Real Madrid. Sólo jugó 16 partidos de Liga y tres en Liga de Campeones a los que hay que sumar un encuentro de Copa. Marcó tres goles. Unas cifras irrelevantes para un jugador de su categoría, del que se esperaba que se convirtiera en la bandera del equipo tras la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus.

Algunos partidos se los perdió por lesión, pero la mayoria por decisión técnica de Zinedine Zidane. De los últimos 14 encuentros de Liga sólo jugó dos, a pesar de que estaba disponible. Y en el último contra el Leganés, con el Real Madrid ya campeón de Liga, ni siquiera fue convocado.

«Gales, golf, Real Madrid», fue el lema que exhibió en una pancarta después de un partido con su selección. Fue una broma de sus compañeros sobre el orden de prioridades en su vida que él aceptó con una sonrisa.

Bale no parecía muy preocupado por su falta de partidos, pero es eso lo que le ha decidido a marcharse a Londres de nuevo. A final de temporada espera la Eurocopa y quiere llegar en buena forma.

El jugador viajará hoy a Londres para firmar su contrato con el Tottenham, según adelantó la cadena Ser. La operación del Real Madrid con el club londinense es doble. Además de Bale se marcha Reguilón con un traspaso con opción de recompra para el club madridista. El Tottenham pagará 30 millones y el Madrid podrá recuperarlo por diez más.