Morata se marcha a la Juventus y abre el mercado de los nueves

El internacional español se va a la Juventus cedido por un año con opción de compra. Su salida provoca movimientos. Luis Suárez llegará al Atlético y Cavani espera una oportunidad

La cesión de Álvaro Morata a la Juventus ha abierto el mercado de los «nueves». Hacía falta un movimiento que desbloqueara todo, que permitiera el comienzo del baile de delanteros. A los equipos no les sobra el dinero y el fair play financiero hace que tengan los movimientos limitados. Por eso, con Morata de regreso a la Juve por petición de su mujer y de Pirlo, el nuevo entrenador juventino con el que coincidió como jugador en su periodo en el club bianconero, los movimientos son más fáciles.

La cesión de Morata, que ya no entrenó en la tarde de ayer con el equipo rojiblanco, incluye una opción de compra para el equipo juventino. El Atlético acaba de pagar 55 millones de euros por su fichaje definitivo al Chelsea, al ejecutar la opción de compra obligatoria que figuraba en el contrato de cesión que le ha permitido jugar los dos últimos años en el Atlético. La salida del internacional español abre la puerta a la llegada de Luis Suárez.

El entorno de Simeone hace semanas que asegura que el uruguayo jugará en el Atlético esta temporada. El Cholo lo quiere y Suárez está dispuesto a jugar a sus órdenes. Pero antes de que llegue al Metropolitano tienen que cumplirse una serie de condiciones que, poco a poco, se van dando.

La cuestión económica es el principal problema para el fichaje de Luis Suárez. El Atlético estaba obligado a desprenderse de uno de sus dos delanteros, Morata o Diego Costa, para poder contratar al todavía jugador azulgrana. Las condiciones del fair play financiero obligan a que los clubes mantengan un equilibrio entre el dinero gastado e ingresado y hay un límite para la masa salarial.

La salida de Morata a la Juventus facilita las cosas. Además, elimina un rival para el Atlético por el fichaje del uruguayo, aunque en los últimos días el club italiano parecía más dispuesto a intentar el fichaje de Dzeko, el delantero de la Roma.

El resto de condiciones para la llegada de Luis Suárez también son económicas. La primera es una rebaja de su sueldo, que llega a los 20 millones de euros. El Atlético está dispuesto a pagar algo menos de la mitad, pero parece un problema de solución sencilla más o menos. El Barcelona, en su obsesión por desprenderse del uruguayo, está dispuesto a completar la ficha para que no pierda dinero. La intención del uruguayo era que el Barcelona le indemnizara con el sueldo completo de la temporada que le queda de contrato, pero la fórmula de completar su ficha es una opción que lo acerca al Atlético.

La otra cuestión económica es el traspaso. El Barcelona no quería regalarlo y el Atlético no quería pagar, pero el uruguayo negocia la rescisión de su contrato para poder llegar libre al club madrileño.

Con Luis Suárez en el Atlético el siguiente movimiento es el de Edinson Cavani. El delantero uruguayo está sin equipo después de su salida del PSG el pasado 30 de junio. Su futuro puede estar en Italia –se le ha relacionado, como a todos los delanteros del mundo, con la Juventus– o en Madrid.

Cavani es una vieja aspiración de Simeone. El Cholo quiso ficharlo en el mercado de invierno, pero las exigencias del PSG eran muy elevadas a pesar de que acababa contrato en junio. Y su sueldo tampoco era escaso. Pero el Atlético aún no se ha olvidado de él completamente. Una posibilidad para el club rojiblanco sería reunir a la delantera de la selección uruguaya en la última década por primera vez en el mismo equipo.

Pero la operación es compleja. Con Morata fuera, tendría que salir también Diego Costa. Pero el elevado sueldo del internacional español y su escaso rendimiento goleador en los últimos años complican la llegada de ofertas. Y el Atlético no está en condiciones de hacerse cargo de su ficha para que juegue en otro equipo, como el Barcelona con Luis Suárez.

Otra opción que se abre para Cavani, con muchas dudas, es el Real Madrid. Pero los 33 años y la ficha para ser suplente no convencen al club, que de momento no se plantea contratar un delantero. Además, al Real Madrid le sobran atacantes en este momento. Jovic, Mayoral y Mariano no cuentan para Zidane. Mientras, en Uruguay, una iniciativa popular promueve el fichaje de Cavani por Nacional, el equipo en el que se crio Luis Suárez.