Bryson Dechambeau: así es la dieta que hizo engordar 20 kilos al ganador del US Open de golf

La apasionante historia detrás del vencedor del último major

El triunfo de Bryson DeChambeau en el US Open de golf no es sólo fruto de una espectacular transformación física con la que ha ganado decenas de metros de distancia y dos docenas de kilos de peso, es también una culminación de una joven carrera alejada de lo convencional. El californiano de 27 años lleva desde la más tierna infancia haciendo cálculos mentales y, como ha mencionado en la ceremonia de entrega del trofeo, “cuestionando el estatus quo”. El pasado mes de julio explicó la dieta que sigue: “Por las mañanas suelo comer cuatro huevos, cinco tiras de panceta, tostadas y dos vasos de bebidas con proteínas”, aseguró el estadounidense. Y siguió: “Durante la jornada, tomo barritas energéticas, un sandwich de crema de cacahuete y mermelada y más bebida isotónica”. Y además: “Dos vasos de bebida con proteínas en una vuelta, una en el hoyo 6 y otra en el 12. Y al término del último hoyo, otro. Después pico un poco de comida cuando me entreno. Y cuando vuelvo al hotel ceno carne y papas, con dos vasos de bebida con proteínas”.

A los 13 años eligió la gorra plana que lo caracteriza y emula el recuerdo del legandario Ben Hogan y el difunto Payne Stewart, ganador de dos US Open antes de un fatídico accidente de avión. A los 15 años, Bryson diseñó su propio swing basado en una serie de variables específicas y copió palabra por palabra el libro de texto de física de su escuela de secundaria, el prolegómeno de sus estudios de física en la universidad y de las fórmulas grabadas en las varillas de sus palos y las conversaciones sobre porcentajes de vuelo y vectores en el green que intercambia con su caddie.

No soy muy listo, pero tengo dedicación. Puedo llegar a ser bueno en cualquier cosa si me gusta y pongo empeño. Me encanta la historia, la ciencia, la música, aprender, la vida. Me encanta intentar ser el mejor en cualquier cosa”, dijo en 2016. De momento no le ha ido nada mal en el mundo del golf. Con su triunfo en el Abierto de Estados Unidos emula la progresión de Jack Nicklaus y Tiger Woods, como los únicos tres golfistas de la historia que han fraguado sus carreras con victorias en la liga universitaria estadounidense, el US Amateur y el US Open.

Y a pesar del escepticismo de los más puristas del golf, DeChambeau ha logrado hacer historia y colocarse entre los mejores del mundo a su manera, con su propio estilo de juego, con sus palos cortados a la misma medida y con un esfuerzo incansable por aumentar la velocidad y la potencia de su swing. La conquista de su primer grande en Winged Foot es la octava victoria de una fulgurante e intrigante carrera profesional que comenzó después de su título de mejor aficionado en el Masters de 2016. Una carrera ascendente que le acaba de llevar al quinto puesto del ránking mundial.