Bautista estrena su paternidad con un triunfo en Hamburgo

El tenista de castellón superó al campeón del torneo los dos últimos años: Basilashvili. Hace una semana nació su primer hijo

Roberto Bautista Agut no para. Se fue a Nueva York para disputar la gira de pista dura, donde brilló en Cincinnati, cayendo en semifinales ante Djokovic, al que tuvo contra las cuerdas con servicio para llevarse el partido en el tercer set; y estuvo peor en el US Open, con derrota en tercera ronda ante Pospisil. El móvil siempre estaba encendido: su mujer, Ana, estaba embarazada, a punto... Y después de perder en el Grand Slam de pista dura, se fue corriendo a casa, a Castellón, para llegar a tiempo. Lo hizo. Es como si su hijo le hubiera estado esperando. El tenista colgó el feliz momento de su paternidad en las redes sociales.

Pero apenas ha pasado una semana y ya está de nuevo raqueta en mano. Se ha perdido el Masters 1.000 de Roma, lógicamente, pero no quiere llegar a Roland Garros sin haber competido sobre tierra batida, de ahí que está disputando el torneo de Hamburgo. Su estreno no era nada fácil, pues se medía al vencedor de las dos últimas ediciones, Basilashvili, al que venció con un contundente 6-4 y 6-3. Con su juego sólido habitual y con mucha muñeca para las dejadas, desquició a un oponente que no encontró huecos ante el español. Se le dispararon los errores no forzados al georgiano por querer arriesgar. Fue una buena manera de celebrar la paternidad para Roberto. El torneo cuenta con un cuadro durísimo en este extraño año del coronavirus. Hay jugadores como Medvedev, Tsitsipas, Rublev, Monfils, Fognini...