Nadal se cruzaría con Zverev y Thiem antes de una hipotética final en Roland Garros con Djokovic

Debutará ante el bielorruso Gerasimov. El doce veces campeón en París se estrenó ayer por primera vez en la central con el techo cubierto

Nadal ya conoce el camino para buscar su décimo tercer título en París. En el sorteo celebrado tres días antes del arranque del torneo, Rafa ya sabe que se estrenará ante el bielorruso Egor Gerasimov. Las dos primeras rondas en teoría son sencillas, ya que luego aparecería el estadounidense McDonald. Los nombres sonoros comienzan a aparecer antes del primer fin de semana. En tercera ronda el rival podría ser el japonés Nishikori. Para los octavos esperan dos rivales muy incómodos: el estadounidense Isner o el italiano Fognini. En unos hipotéticos cuartos aparecería Zverev y en semifinales, Dominic Thiem. Entre los favoritos el austriaco se ha encontrado con el cuadro más exigente. Tiene a rivales como Murray, Wawrinka, Monfils... La presunta final para Rafa el día 11 de octubre sería ante Djokovic.

Antes del sorteo, Nadal se entrenó durante una hora junto a Carlos Moyá en la pista central. En un día lluvioso en París, Rafa pudo ejercitarse por primera vez en la pista con techo retráctil que se estrenará en esta edición. El director del torneo, Guy Forget, ha asegurado que la mayor de top 10 del torneo ya están entrenándose con lo que han superado con éxito los test de coronavirus impuestos en esta edición por las autoridades sanitarias. Forget asegura que por ahora la organización del torneo mantiene que 5.000 personas podrán acceder cada día a Roland Garros, a falta de que el Gobierno francés confirme este extremo. Y es que el Ejecutivo ha endurecido las medidas de protección sanitaria ante el avance de la COVID-19 y ha reducido a 1.000 personas el número máximo de espectadores para los eventos deportivos en las ciudades más afectadas y entre ellas está París.

El director de Roland Garros no descarta ser una excepción a esa nueva norma. Recordó Roland Garros se extiende sobre 12 hectáreas y que hay 14 pistas, lo que consideró suficiente para que se puedan respetar las normas de distancia de seguridad con 5.000 espectadores. “Estamos en condiciones de acoger a ese público con seguridad”, dijo Forget, que consideró que una nueva reducción del número de espectadores sería “un mensaje negativo”.