El motivo religioso por el que un jugador del Valladolid no jugará esta jornada

Weissman no se enfrentará al Celta de Vigo por la misma razón que ya vivió el equipo celeste con Revivo en 1996.

El Real Valladolid volverá al José Zorrilla tras la derrota contra el Real Betis de la segunda jornada del campeonato liguero. Los pucelanos recibirán al Celta de Vigo con varias bajas por lesión a la que se suma otra por motivos religiosos. Se trata de Weissman, que no estará frente al cuadro gallego debido a la celebración del Yom Kippur, una festividad sagrada para los judíos.

Será el domingo, mismo día del partido frente al Celta, por lo que el técnico, Sergio González, no podrá contar con él.

Esta fiesta judía es el momento más sagrado del año para la comunidad hebrea. Marca el final de los días de penitencia iniciados en Rosh Hashaná, el año nuevo judío que se conmemoró hace 10 días. El año nuevo culmina con este Yom Kippur o Día del Perdón, y es el momento más sagrado para quienes profesan esta fe. Esta festividad tiene una duración de 24 horas, periodo en el que no se permite comer, beber, encender la luz, conducir, oír la radio, mantener relaciones sexuales, o ver la televisión.

Como Revivo en 1996

Sin embrago el caso de Shon Weissman no es el único que hemos vivido en nuestro fútbol. En 1996, el israelí Revivo logró que se cambiaran los horarios de la Liga por idéntica razón.

Haim Revivo fue el primer futbolista israelí que jugó en la Liga española y lo hizo en las filas del Celta entre 1996 y 2000, periodo en el que el conjunto vigués llegó a alcanzar unas semifinales de la Copa de la UEFA (1999). Sin embargo, una de las anécdotas más recordadas de su paso por nuestro país fue la polémica que se generó en torno al horario de un Celta-Betis de 1996.

El partido estaba fijado para las 20:00 horas del domingo 22 de septiembre, media hora después de que en Israel comenzara la celebración judía del Yom Kipur o ‘Día del Perdón’.

Su agente había incluido en el contrato una cláusula por la que el Celta debía respetar sus costumbres religiosas por lo que al club celeste no le quedó otra que pedir el adelanto de la hora del partido a las 18:00 para que el zurdo israelí pudiera jugar la primera parte.

Este fin de semana el Yom Kipur vuelve a cruzarse en el camino del Celta.