¿Quién es la mujer que se ha convertido en la sombra de Hamilton?

El británico debe gran parte de su éxito al trabajo de Angela Cullen, pero ¿por qué esta mujer es clave en su carrera?

¿Conocen la frase “Detrás de un gran hombre hay una gran mujer”? pues con el piloto Lewis Hamilton parece cumplirse a rajatabla. Carrera tras carrera, siempre hay una mujer que no se separa de piloto británico. En cada entrenamiento, en los los boxes, antes de subir al podio y en cada una de las publicaciones en sus redes sociales... Ella siempre está ahí sobresaliendo entre los hombres de la escudería Mercedes. Pero ¿Quién es la rubia que se ha convertido en la sombra de Hamilton?

View this post on Instagram

Fun times with my dad #fatherandson

A post shared by Lewis Hamilton (@lewishamilton) on

Dicen los expertos en Fórmula 1, y así lo reconoce el propio piloto, que es una de las claves de los triunfos del británico. Angela Cullen -de 46 años- es su entrenadora, fisioterapeuta, asistente personal y la que ha dado un vuelco total a las rutinas del seis veces campeón del mundo.

Diseña el programa de descanso que debe seguir el piloto apoyado en un trabajo de investigación de la NASA, supervisa sus horas de sueño, la alimentación previa a un fin de semana de carrera y controla la hidratación. Es su sombra en cada Gran Premio y parte esencial de su éxito en las pistas.

Cullen, pertenece a la empresa Hitnsa Performance fundada por el fallecido Aki Hintsa, que comenzó a trabajar en la F-1 con el equipo McLaren y fue ahí donde conoció a Hamilton. Desde 2016, el británico decidió que Cullen fuera su coach y suma tres títulos de la F-1 desde entonces, de los seis que lleva en total. Es la responsable de la dieta, los patrones de sueño, los planes de viaje e incluso el entrenamiento mental del inglés.

Se autodefine como “entrenadora de rendimiento”, comenzó su carrera en el deporte hace más de 25 años y ha trabajado con velocistas de élite en el atletismo británico, a los que ayudó a maximizar su velocidad, explosividad, movilidad y control. Ahora se dedica en cuerpo y alma a lograr que el piloto rinda al 100%. Vigila cada uno de sus pasos y trabaja de forma incansable para evitar lesiones. Durante las carreras, analiza los periodos de descanso, se asegura de que el casco esté en la posición ideal para el piloto e incluso coloca los termos para la hidratación necesaria en cada competición.

Hamilton es vegano desde 2017, por lo que el cuidado de la alimentación también es primordial para Angela Cullen. “Lo despierto por la mañana, le planifico su comida, lo llevo a la pista y manejo todo su horario. Básicamente elimino cualquier cosa que le pueda afectarle el día de la carrera, asegurando que su rendimiento sea óptimo”, ha afirmado en varias entrevistas a la prensa inglesa.

Se ha convertido en su amiga y confidente y su unión es tal que, tras ganar el Campeonato del Mundo el año pasado, Hamilton interrumpió una entrevista para ir abrazarse con su “ángel de la guarda”.