¿Quién es Sinner, el joven italiano que desafía a Nadal en los cuartos de Roland Garros?

En su primera participación en París ha eliminado a tenistas como Goffin y Zverev, el número cinco del mundo y finalista en el US Open

Se va a dar la casualidad de que Rafa Nadal en sus cinco primeros partidos en Roland Garros vaya a hacer frente a cinco rivales a los que nunca se había enfrentado. No lo había hecho contra Gerasimov, McDonald, Travaglia ni Korda, y tampoco ha jugado nunca con el joven que le desafía en cuartos: Jannik Sinner. El italiano no se ha medido a Rafa, pero sí ha entrenado con él y ya sabe lo que se siente. “Fue muy intenso”, explicó Sinner en el pasado Abierto de Australia, donde logró la primera victoria de su carrera en un Grand Slam. En Melbourne también tuvo una sesión preparatoria con Federer, con el que sí había practicado antes. “Golpea la pelota con la misma velocidad con la derecha y con el revés”, dijo el suizo. Y si Roger asegura eso de alguien es más que un halago. Sinner ha dicho en “La Gazzetta dello Sport” que su sueño es “vencer a Federer en la central de Wimbledon”, es más, le pidió al helvético, ahora de baja, que aguantara un año más a ver si ese partido se puede producir en 2021. De momento va a tener el equivalente en París: retarse con al rey de la tierra batida en la pista Philippe Chatrier.

Jannik Sinner disputa por primera vez Roland Garros, pero su presencia en los cuartos de final es una sorpresa relativa. Ya en Roma venció cara su derrota ante Dimitrov y eliminó a Tsitsipas, o antes el US Open perdió en primera ronda, sí, pero ganó los dos primeros sets a Kachanov. Todos son jugadores que han estado o están en el “top 10”, como lo es Zverev, la última víctima del italiano en París, al que superó en cuatro parciales dando toda una demostración de fortaleza. El pupilo de Ferrer jugó con fiebre, pero eso no quita mérito al triunfo. Desde niño, Sinner siempre jugó en categorías por encima de su edad, algo así como cuando a Messi le hacían jugar con el juvenil del Barcelona cuando era cadete. En noviembre se proclamó campeón de la Next Gen ATP Finals, el Torneo de Maestro para menores de 21 en el que se prueban las posibles nuevas normas como que los sets sean al que llegue a cuatro juegos en lugar de a seis. Allí superó a un rival contrastado como el australiano De Miñaur, que admitió que había sido muy inferior. El italiano comenzó 2019 en el puesto 553 del ránking y en febrero de 2020 era el 68, su mejor clasificación hasta el momento. Ahora es el 75. Con 19 años cumplidos el pasado 16 de agosto, Jannik es el tenista más joven del cuadro y es de esos jugadores de los que se habla desde pequeños, con todo lo que ello conlleva: lo buenos que son y lo bien que hay que llevar su carrera para que no se desvíen. Sinner va por buen camino. Su apellido significa “pecador” en inglés, pero sus modales en la pista son envidiables. Bastante frío en su comportamiento, recientemente declaró: "“Los jugadores muchas veces nos ponemos nerviosos, yo también, pero intento mantener la calma en pista. Mi carácter es así, aunque fuera del tenis también me divierto, no puedes estar pensando todo el día en tenis. He roto alguna raqueta, aunque ya no lo haré más, no creo que sea lo correcto, ahora en Italia hay muchos chicos mirándome y debo ser un ejemplo”.

Sinner nació en medio de los Alpes, cerca de la frontera con Suiza, y su deporte preferido era el esquí, que sigue practicando cuando vuelve a casa y del que llegó a ser, de niño, campeón de Italia en 2008. Lo combinaba con la raqueta, incluso con el fútbol, pero en 2014 entró en la escuela de Riccardo Piatti, por cuyas manos han pasado tenistas como Djokovic, Gasquet, Raonic o Ljubici. Ahí se terminó de decidir por el tenis, y está por ver hasta dónde puede llegar este pelirrojo que está ante el desafío más difícil.