Así ha hecho Nadal más feliz que nunca a Korda, pese a ganarle

El español pasó por encima de su rival, pero le hizo un regalo después que no olvidará

Nadal ha derrotado a Korda y sin embargo le ha hecho más feliz que nunca. Un torbellino frente al viento parisiense. Eso fue el español Rafael Nadal que logró este domingo el pase a cuartos de final de Roland Garros por decimocuarta vez en su carrera, tras derrotar al estadounidense Sebastian Korda, 213 del mundo, procedente de la fase previa, por 6-1, 6-1 y 6-2.

En un partido que duró 1 hora y 55 minutos, no tuvo piedad del estadounidense Korda, hijo del finalista de Roland Garros de 1992 y ganador seis años más tarde del Abierto de Australia, que en los días previos había asegurado que admiraba tanto a Nadal que bautizó a su gato como “Rafa”.

El número 2 del mundo, que solo ha perdido dos duelos sobre la tierra batida de París, se mostró contundente en una jornada más soleada en la capital francesa, pero con frío y mucho viento, que molestó a los dos jugadores.

Pero los dos se fueron felices: "Definitivamente fue el mejor momento de mi vida. Le pedí una camiseta firmada cuando estábamos tocando las raquetas como raqueta. No sé si alguien le pidió un autógrafo después de un partido, pero ese fue definitivamente el momento más genial de mi vida y seguro que nunca lo olvidaré ".