La caída de Geraint Thomas, provocada por un bidón, que le ha hecho perder el Tour

El galés se cayó en la salida neutralizada y perdió más de 12 minutos en la subida al Etna

Geraint Thomas se dejó 12:19 en la meta del Etna y da por perdido el Giro, para el que era uno de los principales favoritos. No fue una cuestión de debilidad ni un mal momento de forma, sino las consecuencias de la caída que sufrió en la salida neutralizada. Un bidón se cruzó en su camino y le hizo perder el equilibrio.

Aguantó en carrera, con el maillot desgarrado y con el cuerpo dolorido, pero sus aspiraciones de imponerse en la general se han desvanecido. Thomas había sido el mejor de los favoritos en la contrarreloj inicial del sábado y quedan aún dos cronometradas más por delante, lo que le daba muchas esperanzas de lograr algo grande en el Giro.