Jimmy Butler hace de LeBron y los Heat se rebelan contra los Lakers

Victoria por 115-104 para Miami. El descomunal partido del alero, con 40 puntos, 11 rebotes y 13 asistencias, deja la eliminatoria en 2-1 para los californianos

Un partido para la Historia de Jimmy Butler dio a los Heat la primera victoria en las Finales ante los Lakers. Miami se impuso por 115-104 y colocó el 2-1 en la eliminatoria. El cuarto partido se disputará en la madrugada del miércoles (03:00, Movistar +). El partido de Jimmy Butler fue descomunal desde el principio hasta el último segundo. Terminó con 40 puntos, 11 rebotes, 13 asistencias y sólo falló seis tiros de campo sin lanzar un sólo triple. Una exhibición de otra época. Una actuación con una cantidad interminable de buenas decisiones durante todo el partido. Los Lakers no encontraron ningún antídoto para detenerle. LeBron estuvo correcto sin más (25 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias). Sus números esconden los numerosos errores que cometió en el último cuarto. ¿Y Davis? Desaparecido. Irrumpió unos instantes durante el tercer cuarto, para no volver a presentarse. Los mejores Heat se aprovecharon de un mal partido de los Lakers.

Por segundo partido seguido, los Heat estaban huérfanos de Dragic y Adebayo. El esloveno y la mejor referencia interior volvieron a ver el partido desde el banquillo así que Spoelstra tuvo que buscar nuevos argumentos para poder competir con los Lakers. Después de los 116 puntos encajados en el primer capítulo y los 124 del segundo, el primer objetivo era mejorar atrás si querían tener alguna opción. Miami se mostró muy activo en defensa. Entre la intensidad y que los Lakers arrancaron anestesiados, las pérdidas empezaron a amontonarse en el casillero de los californianos. Cinco en los cinco primeros minutos; diez antes del final del primer cuarto... Davis fue el mejor ejemplo del estado en el que compareció el quinteto “laker”. El jugador que abusó de los Heat en el segundo partido se fue al banquillo sin anotar, con cuatro pérdidas y dos faltas antes del final del primer cuarto. Sólo con la aparición del banquillo los Lakers empezaron a espabilar.

Los suplentes de Frank Vogel están siendo un factor decisivo en la serie. Entre Kuzma y Morris anularon los trece puntos de ventaja que llegó a tener Miami (9-22) y pusieron a los Lakers por delante (32-30). La hiperactividad de Butler hizo reaccionar a los Heat. Sus once puntos en el segundo cuarto (19 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias al descanso) contuvieron la reacción de los Lakers. LeBron aceptó el reto. Sin la ayuda de Davis, James y el banquillo dejaron el choque igualado al descanso.

En la salida del tercer cuarto se agudizaron las virtudes y los defectos del arranque. Los Lakers volvieron a desenchufarse y en los Heat se engancharon a Robinson y Herro. ¿La consecuencia? Un 0-10 de salida (54-68). Butler siguió con el traje de líder -30 puntos al final del tercer cuarto- y Miami resistió el intercambio de golpes cuando Davis apareció. La situación era inédita para los Lakers. Llegaban por detrás al último cuarto por primera vez en las Finales.

La reacción volvió a llegar con la dirección de LeBron y la implicación de los jugadores del banquillo (91-89). Butler aceptó el desafío y siguió ejerciendo de chico para todo. Anotó, asistió, dirigió y los Heat volvieron a recuperar el mando. Su exhibición fue de otra época. Nada de abusar del triple. Canastas desde 3-4-5 metros, una lectura excelente del juego para implicar a los compañeros y una constante amenaza para forzar faltas. LeBron no fue capaz de ofrecer respuesta a una actuación para la Historia.

104. Los Angeles Lakers (23+31+26+24): James (25), Caldwell-Pope (5), Greene (2), Davis (15) y Howard (4) -quinteto titular- Rondo (4), Kuzma (19), Caruso (8), Morris (19) y Smith (3).

115. Miami Heat (26+32+27+30): Herro (17), Robinson (13), Butler (40), Crowder (12) y Leonard (7) -quinteto titular- Iguodala (2), Nunn (4), Olynik (17), Hill (3) y Jones (0).

Incidencias: AdventHealth Arena. Tercer partido correspondiente a las Finales de la NBA.