Habrá moción de censura contra Bartomeu en el Barça tras validar la oposición las firmas necesarias

El futuro del presidente azulgrana estará en manos de los socios si no decide dimitir antes

Jordi Farré, uno de los precandidatos a las elecciones del Barcelona en 2021 y promotor de la moción de censura contra Bartomeu, lo anunció: “Objetivo cumplido, 16.520, gracias”, escribía en su cuenta de Twitter. Ese era el número de firmas que hacían falta para que la moción saliera adelante y en la mañana del miércoles ya iban por 16.700, más de las necesarias para decidir el futuro del presidente, que va a la deriva, sobre todo en los últimos tiempos, con el “Barçagate”, la crisis deportiva que se unió a la institucional, la mala gestión de los fichajes, las pérdidas económicas por culpa del coronavirus y, por encima de ello, o por la acumulación de todo ello, el problema con Messi que estuvo a punto de costar la salida del club del mejor jugador de su historia.

Las sospechas de que muchas de las más de 20.000 firmas reunidas (20.687, en concreto) podían ser falsas no estaban fundadas. La mesa del voto de censura confirmó que el número mínimo necesario era legal, y el recuento seguirá hasta el viernes, por lo que habrá referendum contra el presidente al salir adelante la idea promovida por ocho grupos de opinión barcelonistas y tres precandidatos: el propio Farré, Víctor Font y Lluís Fernández Alá.

Los pasos a seguir ahora son los siguientes: a partir del viernes y en un plazo de entre diez y veinte días, la junta del Barcelona debe convocar el voto de censura. Sería, por tanto, a finales de octubre o como mucho principios de noviembre. Bartomeu y su directiva tiene previsto reunirse antes e incluso no se descarta que pueda haber una dimisión, para no convertirse en el primer presidente al que echan los suyos. Ha habido otros dos referendums similares en la historia del club, contra Josep Lluís Núñez en 1998 y contra Joan Laporta en 2008, pero ninguna salió adelante. La probabilidad de que lo haga esta vez es alto, dado el hartazgo que tiene el socio azulgrana, muchas veces mostrado en público, por la dirección que ha tomado el club los últimos tiempos. "“Creo que no habrá referéndum y que Bartomeu y su junta dimitirán. Les pido que se ahorren este mal trago y se vayan ya y se convoquen elecciones lo antes posible”, aseguró un eufórico Farré. Si hay votación, para echar a Bartomeu harían falta dos tercios de los votos en contra de la junta. Si los consiguen, la junta se disolvería. En ese caso, o si dimiten, el club pasaría a estar dirigido por una junta gestora que tendría que convocar elecciones un plazo de entre 40 y 90 días. Los comicios serían ya probablemente en 2021, sólo unos meses antes de los ya programados para el 20 o 21 de marzo.

De cualquier forma, el voto todavía tendría que ser aprobado por la Generalitat, porque ahora mismo todo está condicionado por la pandemia por el Covid-19, y la votación tendría que ser presencial.