Cristiano Ronaldo tendrá que volver a los juzgados por la presunta violación en las Vegas

La jueza Jennifer Dorsey ha admitido a trámite la demanda civil que Kathryn Mayorga ha presentado sobre el astro portugués.

Cristiano Ronaldo tendrá que responder de nuevo ante la jueza Jennifer Dorsey del Tribunal del Distrito de Nevada por la acusación de violación sobre Kathryn Mayorga en 2009.

Pese a que el caso se cerró en la vía penal por falta de pruebas y Cristiano salió absuelto sin cargos, la jueza ha admitido a trámite la demanda civil que Mayorga ha presentado contra el futbolista luso.

Kathryn Mayorga, de 36 años, está tratando de demostrar que no estaba lo suficientemente bien como para comprender los términos del acuerdo con la estrella de la Juve. La ex modelo ha comparecido ante un tribunal de Las Vegas tras un fallo emitido la semana pasada por la jueza de distrito estadounidense Jennifer Dorsey y ahora, tras admitirse la demanda, Ronaldo tendrá que volver a comparecer ante el tribunal. Mayorga alega que Ronaldo la atacó en el ático de un hotel de Las Vegas en 2009, lo que el futbolista, de 35 años, ha negado con rotundidad en multitud de ocasiones.

Los abogados de la modelo sostienen que el pago de 375.000 dólares (338.590 euros) en 2010 fue en realidad un soborno para mantener la historia en secreto. En unos documentos filtrados en 2019, se admite el pago por parte del crack de la Juventus, pero no como admisión de culpa sino para mantener el caso lejos del foco mediático. El acuerdo se cerró en 2010.

Ahora, la jueza Dorsey ha admitido la acusación al entender que Mayorga no estaba en plenas facultades mentales para firmar dicho acuerdo.

Los abogados de Mayorga han presentado la evaluación realizada a la joven por un psiquiatra y un terapeuta, que es la prueba fundamental por la que la magistrada ha convocado a los representantes de ambas partes a reunirse antes del 30 de noviembre.

Ambas partes se reunirán antes de esa fecha para intentar llegar a un acuerdo. Si no se produce ese acuerdo, a Cristiano no le quedaría otra que acudir al juzgado, lo que podría producirse antes de que finalice el año.