Fallece en un accidente la copiloto española de Rallys Laura Salvo

Fue en Portugal, durante el primer tramo del Rally Vidreiro

Luto en el automovilismo español con el fallecimiento de la joven copiloto valenciana de 21 años Laura Salvo, al sufrir un accidente en el Rally Vidreiro, prueba del Peugeot Rally Cup Ibérica, donde participaba al lado del piloto Miquel Socias. “Lamentablemente tenemos que comunicar una muerte en nuestro rally. La competidora Laura Salvo, que competía como copiloto en la Peugeot Rally Cup Ibérica, sufrió un accidente al inicio del primer tramo, falleciendo. El Club Automóvil de la Marina Grande y sus medios de ayuda llegaron al lugar en unos dos minutos, haciendo todo lo posible para salvar a la joven, intentando la reanimación. Los medios llevaron a la víctima a una zona donde fuera posible la llegada de un helicóptero de emergencia médica, pero la competidora terminó falleciendo en el mismo lugar. En mi nombre, y en nombre del Club Automóvil de la Marina Grande transmito públicamente mis condolencias a toda la familia, amigos y equipo de la víctima”, aseguraba el presidente del Club Automóvil de la Marina Grande.

Laura, de 21 años, pertenecía a una familia muy ligada al mundo de los rallys, pues su padre es piloto y su hermana también es copiloto. Estudiaba Derecho y otra de sus aspiraciones, aparte de prosperar en el mundo de los coches, era opositar a Policía Nacional. “Lo de los rallys me viene de familia. Mi padre y mi madre y también mis tíos han estado relacionados con los rallyes y tanto mi hermana María como yo hemos seguido sus pasos. Llevo en este mundillo desde los 16 años cuando ejercí como copiloto en un rally esprint y con 17 ya participé en el Campeonato de la Comunidad Valenciana. Todo eso lo hice con permiso paterno, pues era menor de edad y ya con 18 saqué el carné de conducir, aunque en competición prefiero seguir en el sitio en el que he estado hasta ahora”, explicaba en una entrevista en “Plaza Deportiva", donde también hablaba de lo que sentía una mujer en un mundo del que tradicionalmente se suele pensar que es de hombres. “Debo decir que siempre me han tratado muy bien, aunque es cierto que a algunos pilotos les pueda suponer un freno tener a la derecha a una chica, aunque cuando estás compitiendo eso para nada es diferente. Algún tabú queda, pero se están derrumbando y ver a mujeres en la parrilla de un rally cada vez es algo más normal. Incluso cada vez hay también más féminas pilotos. Formo parte de un mundo que siempre ha sido más de hombres, pero que se está empezando a abrir y esto sucede también desde dentro pues la Federación Española de Automovilismo otorga premios a mujeres y en ese sentido también se rompen barreras”.

Las muestras de pésame en redes sociales se han multiplicado. Descanse en paz.