Las mascarillas llegan a la élite del balonmano español en León

Los jugadores llevaron esta protección en el partido entre el Ademar y el Liberbank Cantabria Sinfín

Las mascarillas han llegado a la élite del deporte español. En León, en partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Sacyr ASOBAL, los jugadores del Abanca Ademar y del Liberbank Cantabria Sinfín tuvieron que jugar con mascarillas debido a la nueva normativa de la Junta de Castilla y León. En León, las mascarillas las llevaron los jugadores en la cancha y los 683 espectadores que se congregaron en el Palacio Municipal de los Deportes. El motivo, además de la decisión de la Junta, es que la ASOBAL no es considerada deporte profesional a diferencia de lo que sucede con la Primera y Segunda División de fútbol y la Liga ACB, pero... en la misma comunidad autonóma ayer se celebró un partido de la liga femenina de baloncesto, el Perfumerías Avenida-Araski, en el que las jugadoras no llevaron mascarilla.

El Abanca Ademar instará, a través de la Federación de Castilla y León de Balonmano, a que no se aplique la medida de disputar con mascarilla el próximo encuentro de ASOBAL, previsto para el 17 de octubre en el Palacio Municipal de Deportes ante Cangas. “Le haremos llegar la inquietud y preocupación por jugar con mascarilla, porque está claro el riesgo que pueden tener los jugadores que necesitan de un aporte de oxígeno”, ha comentado Cayetano Franco, presidente del Ademar.

En León, el delegado de la Federación, los colegiados y los técnicos de ambos equipos decidieron que “en caso de que aparecieran síntomas de problemas de respiración, se quitarían las mascarillas inmediatamente”. Franco ha aclarado que tuvo conocimiento de esta medida de la Junta de Castilla y León en la mañana del viernes, algo que les sorprendió “por aplicarse a mayores de las medidas restrictivas impuestas por el Gobierno”.

El hecho de que en otros deportes como baloncesto femenino se permitiera la disputa del partido sin utilizar las mascarillas se debió, según el presidente del Ademar, a la mediación de la Federación Española de Baloncesto logrando revocar la medida, algo que no consiguió ni el ente federativo nacional ni el autonómico de balonmano, que también lo buscaron en el caso de Ademar.

El entrenador del Abanca Ademar, Manolo Cadenas, optó por la ironía sobre el uso de las mascarillas durante el partido: "Si se arregla la situación provocada por la pandemia, esta tarde en León se ha dado ejemplo”. En el mismo tono irónico abundó que “seguro que quien tomó esta decisión es que conoce el tema”, aunque ya más en serio ha utilizado términos como “absurdo” o “raro” para calificar la decisión de la Junta, de la que tuvieron conocimiento poco antes del partido. De todas formas, si ha precisado la dificultad, que desde su punto de vista, supuso el disputar el encuentro sus jugadores con mascarilla: “Te sientes agobiado y no se respira igual, por supuesto, por eso cuando se hace deporte se recomienda quitarse la mascarilla, no ha sido muy normal que si el Barcelona-Valladolid se ha jugado sin mascarilla nosotros lo hayamos tenido que hacer”.

El técnico del Liberbank Sinfin Santander, Víctor Montesinos, calificó de “surrealista” haber disputado el encuentro con mascarillas porque “los jugadores están durante 60 minutos pegándose y teniendo contactos directos” y la mascarilla poco puede frenar el contagio de cualquier tipo. El técnico precisó que “deberían tomarse otras medidas o quizá dar un poco de más margen para acostumbrarse”. “Nos avisaron ayer mismo con la sesión terminada de que teníamos que jugar así y creo que nos enteramos incluso antes que los jugadores de León”, añadió. “Tampoco comprendo que puedan entrar mil personas al pabellón y ahora haya que jugar con mascarillas, aunque no creo que haya afectado tampoco en el transcurso del partido, ni en el rendimiento, lo que sí choca un poco es por la situación”, afirmó Montesinos. Por cierto, ganó el Ademar, 31-23.