El primer gran día de Fernando Alonso en su nueva etapa en la F-1

El bicampeón del mundo probará en el circuito de Cataluña, a puerta cerrada, el RS20 mañana y el RS18 el miércoles sin limitación de kilómetros

La preparación de Fernando Alonso acelera para que su regreso a la Fórmula 1 el próximo año tenga todas las garantías posibles.

El asturiano no se sube a un monoplaza de F-1 desde abril de 2019, cuando participó con McLaren en unos entrenamientos privados. Y a pesar de que ha corrido las 500 Millas de Indianápolis, no es comparable con un F-1. Distinto hubiera sido si continuara rodando con el Toyota de Le Mans.

Mañana estará en el circuito de Cataluña para participar en lo que se denomina un “filming day” (aunque en las últimas horas ha trascendido un positivo por covid19 de un miembro del equipo, ya en España, que podría poner en peligro el test y están a la espera de resultados confinados en un hotel en las cercanías del circuito), una jornada dedicada a fines publicitarios para grabar imágenes del coche a puerta cerrada. El ovetense probará el RS20, el chasis con el que Renault está sorprendiendo por su evolución y que terminó tercero en el pasado Gran Premio de Eifel disputado en Alemania.

Serán solo 100 kilómetros, unas 23 vueltas, y en unas condiciones óptimas para que Alonso se haga una idea del punto de evolución en el que se encuentra la fábrica gala. Al día siguiente podrá rodar sin limitación de kilómetros con el RS18, el coche de hace dos años, aunque, como es habitual en esta clase de pruebas, el coche llevará algún elemento nuevo que Renault quiera probar para incorporar al vehículo de esta temporada.