“Quédate en casa". La Vuelta limita el acceso a las llegadas en alto y anima a verla por televisión

“El objetivo es evitar aglomeraciones en torno al evento", dice la organización de la Vuelta

“La Vuelta 20 en casa” es la campaña lanzada por la organización y que pretende evitar aglomeraciones que faciliten la propagación del Covid-19. “La organización de La Vuelta, en coordinación con las autoridades sanitarias y delegaciones de gobierno de todos los territorios atravesados por el recorrido de la 75ª edición de la carrera, ha acordado aplicar una serie de restricciones en algunas salidas, metas y puertos de montaña, donde se limitará la presencia de público”, dice la nota emitida por la organización. El objetivo es evitar aglomeraciones innecesarias.

Las limitaciones de público serán especialmente estrictas en las llegadas en alto. Los finales afectados son: Arrate, La Laguna Negra, Tourmalet, Orduña, Moncalvillo, La Farrapona, el Angliru, el Mirador de Ézaro y La Covatilla.

“La Vuelta lamenta profundamente que la actual situación epidemiológica del país no permita que se den las condiciones oportunas para contemplar presencia de público en estos puntos”, dice la organización, que ya ha suprimido actividades habituales que acompañan a la carrera, como la Vuelta Junior, el Parque Vuelta y la caravana publicitaria.

La organización llevará un riguroso control de aforos en todos los espacios acotados por la carrera. El parking de equipos, un espacio que habitualmente es abierto al público para facilitar la cercanía de los aficionados con los deportistas estará totalmente cerrado este año para garantizar la protección de los deportistas y el personal de sus respectivos equipos”, asegura.