¿Qué golpe le “robaría” Nadal a otro jugador?

La televisión de la ATP hizo una encuesta entre los grandes jugadores del circuito para saber qué tiro de un compañero sumarían a su repertorio

El jugador perfecto no existe, aunque tenistas como Novak Djokovic o Rafa Nadal tienen pocos puntos débiles. La televisión oficial de la ATP hizo un vídeo con alguno de los mejores jugadores del circuito en el que les preguntan qué golpe de un compañero sumarían a su repertorio para ser todavía mejores. El primero en hablar es Rafa Nadal. “Probablemente el servicio de Karlovic, Isner u Opelka”, dice el balear. El croata es el tenista que más saques directos ha hecho en la historia: 13.619 en 688 partidos; y detrás está Isner, con 12.345 en 673. Opelka es más joven, tiene 23 años, pero el promedio de servicios sin que el rival toque la bola el último año es 19,1 por partido. Con ese servicio el balear sería infalible, pero si conservara todo lo demás que tiene. A lo mejor con un primer golpe tan decisivo no hubiera podido desarrollar tanto el resto de su juego.

Rafa no es el único jugador que elige ese tiro y esos jugadores. Medvedev asegura que el saque de Karlovic, porque “puedes ganar muchos partidos con él”; y Djokovic añade a esa lista de tres a Raonic, el canadiense de las 17,4 “aces” por encuentro las últimas 52 semanas con el que también se queda Nishikori. De Miñaur y Dimitrov también le “quitarían” el saque a alguien, pero no a los citados hasta ahora, sino a Kyrgios, porque “pone la bola donde quiere”, explica el búlgaro. Y Kachanov se quedaría con el de Federer, ya que “no se trata de potencia, también es colocación”. El suizo es tercero en la tabla histórica de saques directos con 11.344, si bien es cierto que el promedio es menor porque ha disputado más partidos: 1.449. Del helvético Shapovalov se quedaría su “gran Willy” (golpe de espaldas por debajo de las piernas) y Fognini, directamente, “su clase”. El “Peque” Schwartzman, flamante semifinalista de Roland Garros con 1,70 metros de altura elige también a un sacador, claro: Isner; el mismo que Monfils y Rublev, aunque el ruso añade también a Kyrgios, y también el de Murray, ya que un primer golpe como el del estadounidense “facilita el resto del trabajo”. Coric apuesta por el saque de un clásico, su compatriota croata Ivanisevic, que esta semana ha sido protagonistas por su predicción sobre la final de Roland Garros: “Nadal no tiene posibilidades”, dijo. Ivanisevic ganó un Wimbledon con su gran servicio.

La respuesta de Thiem, un romántico del revés a una mano, fue justamente ese golpe de Stan Wawrinka. El joven Félix Auger-Aliassime está muy contento con su revés a dos manos, pero tampoco le importaría tener el de Djokovic. Y al italiano Berrettini, el resto del número uno del mundo, desde el que mete mucha presión a los rivales. Tsitsipas se quedaría con la derecha de Del Potro.