Joana Pastrana, sin mascarilla y con público, a por el Europeo

Regresa al ring este viernes para enfrentarse a otra española, Katy Díaz, con el campeonato de Europa del peso mínimo en juego

Todo será especial para Joana Pastrana en la noche del viernes en Moralzarzal. Allí ha encontrado su casa para boxear, pero nada será como hasta ahora cuando se enfrente a la jerezana Katy Díaz (23:00, Gol y LaLiga Sports) con el título europeo del peso mínimo en juego. Ha cambiado el Polideportivo de la localidad de la sierra madrileña por la Plaza de Toros cubierta. Pero el escenario ahora es lo de menos.

Lo de más es la sensación de que es un acontecimiento único, diferente. La velada se ha programado con un solo combate. «Debe de ser la primera vez que sucede», dice su mánager, Álvaro Gil-Casares. Un combate sin calentamientos previos y con público, pero poco. Apenas 300 personas podrán entrar en el recinto. Las limitaciones de aforo y los confinamientos perimetrales impedirán que haya más gente. «Incluso la familia de Joana no podrá venir porque vive en zona confinada», confiesa Álvaro.

Hasta hace apenas tres semanas, Pastrana no estaba segura de que la dejaran competir sin mascarilla. Una incomodidad poco efectiva, además, para la salud de los deportistas. «Con mascarilla, al ponerte el protector bucal ya cuesta respirar», afirma Gil-Casares. La protección se descoloca con el sudor y con los golpes y resulta más una complicación que una ayuda para las boxeadoras.

La naturaleza del evento, una competición de carácter internacional, ha permitido que no tengan que utilizarla las dos boxeadoras. Joana, además, es una de las pocas profesionales del boxeo que hay en España. Un detalle que le ha facilitado la preparación del combate de esta noche en Alcobendas. Si hubiera combates previos en la velada, los boxeadores sí hubieran tenido que llevar mascarilla. Otra complicación.

Después del confinamiento, Joana Pastrana ha recuperado la ilusión por boxear después de casi un año sin hacerlo. Ha sido dos veces campeona de Europa y tres del mundo del peso mínimo, pero sus dos últimos combates, con el título del mundo en juego, terminaron con derrota.

Ha tenido que cambiar algunas de sus rutinas. Entre ellas, el lugar de entrenamiento. Durante años entrenó en el Kirtan Víctor Ullate de Alcobendas, ahora cerrado. No ha tenido que desplazarse mucho para encontrar nuevo acomodo en San Sebastián de los Reyes, en el gimnasio 300.

Allí se ha preparado junto a Álvaro Gil-Casares y su entrenador, Nico González. Los tres han trabajado juntos para que Joana vuelva con garantías, con toda la motivación necesaria para conseguir su tercer campeonato de Europa. Apenas habrá público en las gradas, pero sí se podrá ver el combate por televisión, en Gol y en la aplicación de LaLiga Sports. «Tiene muchas ganas de hacerlo bien para que lo vea todo el mundo», cuenta Gil-Casares. A esa hora, los bares y restaurantes ya han cerrado y Joana les espera en casa para ofrecerles un nuevo campeonato de Europa.