Los jugadores del Barça no se fían de Bartomeu: contratan un abogado para negociar la bajada salarial

La tensión entre el vestuario y la Junta Directiva aumenta y no descartan denunciar al club para defender sus intereses

La ruptura existente entre la plantilla del Barça y la Junta de Bartomeu también está afectando a la rebaja salarial que pretende aplicar el club para subsanar la delicada situación económica del club.

Josep María Bartomeu ya presentó hace unos días las cuentas y admitió una deuda de 488 millones de euros y unas pérdidas de 97. El club ingresó 855 millones de euros, 192 menos de lo que había presupuestado el pasado ciclo. Los números no cuadran y la Junta directiva ya anunció por carta a los jugadores de una segunda rebaja de sueldo.

El vestuario del Barcelona se va a tener que sentar la próxima semana con el club para negociar la propuesta pero las espadas están en alto y en el vestuario ya no se fían del presidente. El Barça planea recortar un 30% del salario y los futbolistas no ven bien el requerimiento que se les pide, según publica La Vanguardia.

Los jugadores del Barcelona ya se recortaron el salario el pasado mes de mayo y lo hicieron para que el resto de los empleados no se vieran perjudicados y no les afectase al bolsillo. Messi lideró la negociación con el vestuario y todos llegaron a un acuerdo para poner su granito de arena en la lucha frente a la crisis por el coronavirus.

Un abogado laboralista hará de mediador

Ahora la situación es distinta, el vestuario no se fía de Josep María Bartomeu y han puesto la negociación directa con el club en manos de un abogado laboralista. Messi, Piqué y el resto de jugadores no ven con buenos ojos el requerimiento que el club les hizo por carta para una nueva rebaja salarial, y por eso han decidido contratar a un mediador para que negocie directamente con el Barcelona. la negociación podría extenderse hasta el 5 o 6 de noviembre.

La idea de la Junta Directiva para alcazar un acuerdo es poder prolongar el contrato de los jugadores para espaciar el salario que tienen firmado en más tiempo, pero habrá que ver si los futbolistas acceden a esa modificación. Si no se llega a un acuerdo, el club rebajará el sueldo de manera unilateral, pero los jugadores podrían denunciar y sería un juez el que decidiría finalmente en los tribunales.

El Barcelona no solo va a recortar el salario a los jugadores, los empleados también se verán afectados por las medidas, pero al ser sueldos muy distintos la negociación irá separada a la de los futbolistas, según recoge La Vanguardia.

El sueldo de los jugadores del Barcelona es el 70% del presupuesto del club, y al verse reducidos los ingresos por la COVID, el conjunto azulgrana se ve forzado a tomar medidas. Es distinto en el caso de los empleados porque ‘solo’ supone el 4% del total. Aún así, ninguna de las dos partes ve bien el requerimiento del club para volver a negociar una rebaja salarial.