Explosión total de Sergio Alba y Francisco M. Gil: show de pádel en Barcelona

Normalmente, empiezan los torneos desde la fase previa, siendo una de las parejas que llamaba con más insistencia a ser colocados directamente en el cuadro final y, tras conseguirlo (aunque sea debido a las ausencias de otros compañeros), han demostrado el porqué.

Barcelona está significando la irrupción total en la cumbre, la escalada y coronación de la cima, la confirmación de un proyecto ganador forjado en la Comunidad de Madrid y sus torneos federados y formado por Sergio Alba en el revés y Francisco M. Gil en el drive. Y eso que llegaban sin la vitola de favoritos pues sus oponentes, Arturo Coello e Iván Ramírez (que también se han forjado a base de tirar con mucha pólvora desde las previas y sorprender siempre en el cuadro final) llegaban a sus séptimos octavos del curso (sí, siete, y siempre desde la previa).

Precisamente estos, Coello y Ramírez, comenzaron mandando y dominando en la red, haciendo suyas las mejores acciones y sumando con más claridad puntos para su marcador, pero respondían rápidamente con intensidad y un pádel muy completo Alba y Gil a cualquier intento de irse en el marcador, procurando que las distancias se mantuviesen intactas. Así se llegó a la parte final del set en la que esta vez sí, los más jóvenes conseguirían un break decisivo para ponerse el primer punto en su marcador.

En el segundo revolucionaron totalmente Sergio y Francisco el partido, encontrando muchos huecos y sabiendo dominar con su juego a los adversarios, obligándoles a sufrir al fondo del cristal y a cometer excesivos errores, lo que castigaron con un severo 6-1. Quedaba el tercero y definitivo, que arrancó con breaks y contrabreaks hasta que en la parte final Alba y Gil lograron acaparar algo más de control en el juego y llevar las riendas, todo cuando ya se escuchaban los ecos de tie break. Al final, victoria por 3-6, 6-1 y 7-5 que les da el pase a sus primeros cuartos de final y engrandece aún más a estas dos parejas. El mejor partido de la jornada.

Mucha más claridad en el resto de parejas, quienes encontraron rápidamente la vía para hacer añicos las defensas rivales, subiendo con rapidez de escalador la cuesta de los octavos. Cero sorpresas y cero sustos. Así se impusieron, por ejemplo, Ale Galán y Juan Lebrón a los dos veteranos, ‘Chico’ Gomes y ‘Godo’ Díaz, llegados tras batallar desde previas y con la energía algo más justa (6-3 y 6-2), o Franco Stupaczuk y Sanyo Gutiérrez a Lucas Campagnolo y Juan Martín Díaz (6-3 y 6-2), a los que maniataron con contundencia y apenas dejaron jugar.

Ligeras complicaciones en el primer set para Agustín Tapia y Fernando Belasteguín ante la ilusión que pusieron Antón Sans e Íñigo Zaratiegui (6-7 y 0-6), pero su resistencia se vino abajo tras ceder el tie break del primer set. Victoria muy importante y de contundencia para ‘Momo’ González y ‘Tito’ Allemandi, quienes siguen firmes, con el paso muy seguro y dejando muy pocas escapatorias en su juego como para que les hagan daño, ante ‘Coki’ Nieto y Javi Rico (6-3 y 6-3), y con un marcador muy similar, pasaron a cuartos Fede Chingotto y Juan Tello eliminando a Álex Ruiz y Pablo Lijó (6-4 y 6-3), una pareja que sigue creciendo y a la que conviene tener muy en cuenta en la estadística de sorpresas de cada torneo, pues apuntan alto.

Por último, trámite para Paquito Navarro y Pablo Lima, al menos por lo que dicta el marcador, frente a Antonio Fernández Cano y Álvaro Cepero (6-1 y 6-0). Mucha superioridad del brasileño y el andaluz con todos sus golpes, jugando de dulce y con un recital de potencia y pádel de ataque sublime.