¿Quién quiere la Champions?

El partido del Atlético en Vigo sólo lo salva el resultado

No ha sentado demasiado bien a los equipos españoles inmersos en competiciones europeas el parón de selecciones y es que los equipos de Champions que adelantaron sus partidos a la jornada del sábado cayeron todos contra pronóstico menos el Atlético de Madrid, que consiguió los tres puntos en su visita a Vigo en un encuentro únicamente salvable a partir del resultado. Excepto los 10 minutos iniciales, que le bastaron para adelantarse en el marcador en una buena jugada grupal culminada por Luis Suárez, el resto del partido dejó la sensación de que el Celta mereció al menos el empate. Si el equipo demuestra la misma vulnerabilidad defensiva el miércoles frente al todopoderoso Bayern Múnich, serán muy pocas las opciones de traer un resultado positivo de tierras germanas en el estreno en la Liga de Campeones.

No menos dudas generan Real Madrid y Barcelona, que perdieron ante un gran Cádiz de manera merecida el primero y frente a un aguerrido Getafe el segundo, con demasiada presencia arbitral y muy poca de Messi. Parece que todos, Sevilla incluido (perdió contra el Granada), comparten el mismo síntoma de falta de gol, al contrario que sus próximos rivales europeos. La Liga está abierta para el primero que se decida a ser ambicioso y dar un golpe sobre la mesa porque con lo que están demostrando actualmente los equipos, la sensación es de que hay una igualdad máxima que agradece el espectador y que plantea opciones a cualquiera que pase por ahí.