La FEP recupera las relaciones con la FIP y regresa a su Comisión Continental

Incorporación de la FEP a la Comisión Europea de la FIP
Incorporación de la FEP a la Comisión Europea de la FIPFEP

Noticia más que importante para el ámbito federativo y deportivo español. Tras un tiempo de relaciones institucionales totalmente rotas y sin diálogo existente entre la Federación Española de Pádel y la Federación Internacional, la elección de Ramón Morcillo como presidente ha traído unos de sus primeros movimientos.

Nuestro país, España, vuelve a formar parte de la Comisión Continental Europea de la que había sido expulsada por su acercamiento e inclusión en la Federación Europea (FEPA), decisión que se ha tomado hace unos días en una reunión de la Junta Directiva de la FIP.

Así, España se incluye en un estamento en el que están las federaciones de Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Lituania y tendrá como representante a José Pérez, vicepresidente de la FEP.

''Estamos trabajando para configurar el nuevo marco de relaciones institucionales de la FEP acorde al papel que debemos tener como primera potencia de este deporte, si bien es solo un primer paso en esa línea de trabajo que hemos marcado desde el nuevo equipo directivo'', comentaba el presidente Morcillo.

Además, cabe destacar que el propio presidente se reunía este pasado fin de semana, durante la celebración del Estrella Damm Barcelona Master, con su homónimo en la FIP, Luigi Carraro, y con el director de World Padel Tour, Mario Hernando, coincidiendo los tres en la importancia de que la FEP incremente su peso progresivamente en el organismo internacional.

''La Federación Española tiene un modelo consolidado de desarrollo del pádel, desde la base hasta el ámbito profesional, en el que, además, destaca el magnífico trabajo que hacen nuestras territoriales, y en este sentido, tenemos mucho que aportar en la expansión mundial de este deporte'', indica Morcillo, que destaca la buena disposición que ha encontrado en estos primeros contactos con el presidente Carraro.

''España es la primera potencia mundial en este deporte y sabemos que el enorme potencial que tenemos por mostrar es directamente proporcional al compromiso y responsabilidad hacia el pádel que debemos asumir'', añadiía Ramón Morcillo.

Eso sí, no es el único paso adelante que ha dado la nueva Junta Directiva del ente nacional, puesto que hace unos días acordó trasladar a la Asamblea General el debate y la aprobación, si procede, de la salida de España de la Federación Europea de Pádel, un organismo no reconocido por las autoridades españolas ni por la FIP.

''Tenemos muy claro que la FEP debe trabajar por este deporte siempre en el marco de la oficialidad y es justo lo que hemos planteado a la Asamblea. Es importante que este tema se lleve a debate a la Asamblea, espacio en el que está representado todo el pádel español, y que allí expongamos los diferentes puntos de vista y tomemos una decisión'', explicaba el presidente.

Eso sí, también quiso aclarar que no existía ''ningún problema con la FEPA ni con ninguna otra entidad; es más, entendemos que es positivo que haya agrupaciones de ámbito continental pero cualquier modelo en ese sentido hay que desarrollarlo sin abandonar el escenario oficial. Por eso queremos que la FEPA se replantee su alineamiento con la Federación Internacional de Pádel y estamos dispuestos a trabajar con la FEPA y con la FIP para encontrar puntos de acuerdo''.

Dicha continuidad será uno de los asuntos principales que abordará la Asamblea General de la FEP el próximo 31 de octubre en una sesión ordinaria que comenzará a las 12 horas y se desarrollará de manera online por la situación sanitaria actual.