Un equipo de fútbol alemán contra Abascal, de Vox, y su moción de censura

Un fotógrafo llevaba una camiseta del St Pauli en el Congreso cuando la Moción de Censura

Bruno Thevenin, reportero del partido Más País fue a hacer fotos al Congreso el día de la moción de censsura con una camiseta del equipo St Pauli, un club alemán, de Hamburgo que se declara "antifascista, antirracista y antihomófobo”. En una de las imágenes de la sesión se ve Abascal en primer plano y al fotógrafo, con su camiseta al fondo.

Su camiseta llamó la atención y fue aplaudida por la izquierda: “Nuestro fotógrafo hoy, con las mejores galas. Orgullo”, escribió Errejón. Rufián, muy aficionado al fútbol, lo retuiteó, mientras que Pablo Perpinya, diputado de Más Madrid en Madrid Perha también lo jaleó: “La grada pirata del St. Pauli convertida en símbolo de dignidad de la España que madruga frente a la murga de la extrema derecha. Kein Fussball den Faschisten (Ningún fútbol para los fascistas)”.

El último en sumarse a la celebración de la camiseta ha sido el St. Pauli: “Sigue adelante”, ha escrito en las redes sociales el conjunto alemán.

Carles Viñas, autor de un libro sobre el club contaba en El Mundo, cómo se creció es club: “El cambio llegó a mediados de los 80′. Aficionados del Hamburgo (el club hegemónico de la ciudad) abandonaron su campo por la proliferación de fascistas. Algo que sucedió en la mayor parte de las gradas de Alemania en aquella época. A estos se les unen punks y okupas de la Herbertstraße (calle de St.Pauli donde se concentra la prostitución de la ciudad), que empiezan a apoyar al equipo de su barrio como lo hacen con cualquier otra asociación”. Es una filosofía que impregna a todo el club: desde los aficionados a los futbolistas. En los años 80 presumían de su portero, que vivía como un okupa.