Ciclismo

Vuelta a España. Tim Wellens, de las Montañas Vacías a ganar en Sabiñánigo

El belga, aventurero sobre la bicicleta en sus ratos libres, ha dedicado los dos últimos inviernos a viajar con su compañero Thomas De Gendt y a disfrutar de la bici con alforjas y de la Naturaleza

Tim Wellens, ganador en Sabiñánigo
Tim Wellens, ganador en SabiñánigoKiko HuescaEFE

Tim Wellens es un ciclista de los que disfruta montando en bicicleta. Un aventurero en la competición y fuera de ella. El belga era el más experto de los tres fugados, el de más historial ganador. Lo vigilaban sus dos compañeros de escapada, el joven Arensman y Guillaume Martin, el licenciado en filosofía que lidera al Cofidis. Lo intentó Arensman primero y obligó a Martin a recuperar para jugarse la victoria con Wellens. Pero el belga lució piernas para ganar su primera etapa en la Vuelta.

Wellens ha dedicado los últimos inviernos, después de acabar la temporada, a disfrutar de la bicicleta y de la naturaleza junto a su amigo y compañero de equipo en el Lotto-Soudal Thomas De Gendt. En 2018, después de acabar el Lombardía regresaron a Bélgica en bicicleta.

Como si fueran dos peregrinos en el Camino de Santiago cargaron su equipaje en alforjas y recorrieron sobre la bici los más de 1.000 kilómetros que los separaban de casa. Atravesaron seis países: Italia, Suiza, Francia, Luxemburgo, Alemania y Bélgica para llegar a casa.

Se levantaban a la seis de la mañana y poco después de las siete ya estaban subidos en la bicicleta. «Estoy contento de estar en casa, pero ha sido una gran aventura y una experiencia maravillosa. Tim y yo hemos disfrutado. Hemos sentido la naturaleza en toda la ruta, algo que no es posible en carrera», confesaba Thomas De Gendt, que aquel año fue el ganador del maillot de la montaña en la Vuelta, el mismo que ahora viste Wellens después de su victoria en Sabiñánigo.

«No nos arrepentimos para nada de habernos lanzado a la aventura, pero no prometemos repetir», añadía De Gendt después de completar la hazaña que bautizaron como «La escapada final». Pero el año pasado los dos juntos se embarcaron en otra aventura, la ruta de las Montañas Vacías, que recorre parte de las provincias de Cuenca y Teruel. Lo que se conoce como la Laponia española. Lo hicieron en noviembre, un mes más tarde de su aventura del año anterior. «La escapada final 2» superó el frío e incluso la nieve que tapaba muchas de las carreteras que tuvieron que cruzar.

Este año los planes no incluyen más escapadas después de la Vuelta. Ya tiene una etapa en la carrera española que sumar a las que tenía en el Giro. Sólo le falta ganar una en el Tour para igualar a su amigo, que ha ganado en las tres grandes.

Wellens y Lotto anunciaban poco después en las redes sociales la renovación del corredor hasta 2022. “Eres tan bueno como tu equipo. Feliz de anunciar que seguiré siendo miembro de la familia Lotto Soudal hasta 2022. Y con suerte mucho más. ¡Gracias por el apoyo!”, escribía Wellens.

“Una victoria que me hace tan feliz como si fuera mía", escribió De Gendt. La imagen era la misma. Los dos ciclistas comparten foto de perfil en Twitter, una en la que Wellens carga a caballito con De Gendt. Amigos hasta el final.