Mike Brewer, presentador de “Joyas sobre ruedas”: “Me gusta coleccionar Porsches”

La nueva temporada de ‘Joyas sobre Ruedas’ se emite los jueves a las 22:00 horas en Discovery Channel

Mike Brewer, presentador de "Joyas sobre ruedas"
Mike Brewer, presentador de "Joyas sobre ruedas"Discovery ChannelMotorTrend

El programa “Joyas sobre ruedas” ha regresado a las pantallas de Discovery Channel. Los jueves, a las 22:00. Pero es una temporada especial, centrada en los coches de época, como explica en esta entrevista su presentador, Mike Brewer.

-¿Qué nos puede decir de este nuevo programa?

-"Joyas sobre ruedas, de Mike Brewer" es mi mirada a todo el panorama automovilístico en el mundo. Me permite sintonizar con los expertos y con artesanos que mantienen vivo y próspero el mundo del automóvil clásico. Durante la serie no sólo visité Estados Unidos (Los Ángeles, Houston, Detroit, Chicago...), también viajé por el Reino Unido, de regreso a mi tierra natal, y fui a visitar Oxfordshire, que es donde hacen el chasis del Mini original desde la década de los 60, y hasta North Hampshire. Y pude ver a estos artesanos y sus habilidades para lo que mejor hacen, que es mantener vivo el mundo de los coches clásicos. Fue absolutamente fantástico. Me encantó.

-De las ediciones anteriores, ¿recuerda cuál ha sido la mejor y la peor oferta?

-Sin problema. En los acuerdos de televisión supongo que el peor de todos -aunque tuvo un buen final- es el AMC Pacer. Es un coche que compré en los Estados Unidos, en California. Es muy curioso, es un vehículo que se utilizó en la película “El Mundo de Wayne”. Y lo compré pensando que estaba preparado para recogerlo y venderlo inmediatamente porque es un coche raro, pero mi mecánico en ese momento, que estaba en China, quería cambiar un poco la apariencia del coche porque el estilo era muy criticado por mucha gente. Así que decidió ponerle un vinilo. Los vinilos ahora son muy populares, pero entonces no lo eran tanto. Él puso un vinilo que estaba compuesto de diferentes formas y lamentablemente no funcionó. El coche estaba estaba arruinado y no pudimos venderlo. Era imposible venderlo. Así que acabé poniéndolo en Ebay en un sitio de subastas y lo vendí para dedicar todas las ganancias a la caridad. Y al final se vendió. Fue el peor coche de todos los tiempos porque perdimos una buena cantidad de dinero, pero lo bueno fue que todo el dinero que sacamos -creo que fueron 7.000 dólares- fue a parar a una asociación benéfica. Y el mejor coche todavía sigue siendo el Austin Healy 3000 de 1967. Lo encontré en el estado de Oregón en Estados Unidos. Pagué a los concesionarios el coche más caro de la historia, unos 35.000 dólares pagué por él.

-Y en cuanto a sus coches pivados, ¿cuál es su favorito?

-Tengo una colección de coches privados. Tiendo a coleccionar Porsches, así que tengo una pequeña colección de Porsches: un 911, un 356, un 912, un 550 Spider. Tengo Porsches muy bonitos. Y luego tengo un MGA de 1959 que es un coche increíble. Tengo un Citröen Maserati que también es un coche increíble. Y acabo de comprarme mi primer coche eléctrico. Cuando estaba en California pensé que tenía que hacer lo que ellos y comprarme un coche eléctrico. Así que me compré el nuevo Porsche Tycan, que es mi primer coche eléctrico.

-Felicidades, es una gran compra. Eso es lo que tiene ahora pero, ¿recuerda cuando tenía 20 años cuál era su coche soñado?

-Siempre ha sido y sigue siendo Porsche. ¿Sabes? Cuando tenía poco más de 20 años puede recordarme pensando un día “Voy a comprarme un Porsche”. Cuando yo tenía 20 años era a mediados de los 80 y entonces teníamos a las estrellas con sus Porsches brillantes y sus postizos de pelo. Yo era un vendedor de coches y tenía que vender Porsches a esa gente. Y pensaba que aunque sólo fuera por un día tenía que trabajar lo bastante para poder comprarme un Porsche y ahora lo tengo.

-Eso es increíble. Le quiero preguntar por los cinco mejores coches de todos los tiempos para usted. Pero sospecho que van a ser todo Porsches. ¿O hay algún otro coche que merezca estar en ese top5?

-Sí, por supuesto. Porque aunque Porsche es una especie de coche soñado para todo el mundo, también estoy obsesionado con el Mini original. Durante toda mi vida siempre he querido tener un coche para mí y ese coche es el 1964 Mini Cooper S. Y, afortunadamente, el año pasado me las arreglé para comprarme uno, que es un coche original de 1964 y ahora mismo está en un proceso de restauración completo. Y diría sinceramente que es el mejor del mundo. No sólo está en el top 5 de mis coches preferidos. Probablemente está en el número 1 en esa lista. Supera a Porsche en cuanto a lo que representa, qué significa para mí y cómo me hace sentir. Y pienso que esto no sólo me lo tienes que preguntar a mí, se lo tendrías que preguntar a expertos de todo el mundo casi te aseguro que dirían un Mini, porque es el coche más importante que jamás haya salido del Reino Unido.

-¿Cómo ha sido trabajar prácticamente solo para este nuevo programa?

-Ha sido genial. Nunca estás solo, tenemos un equipo fantástico a nuestro alrededor. Como siempre, he tenido a mi familia y a mi equipo. Además, hay que decir que mi esposa siempre viaja conmigo y es mi apoyo. Mi esposa Michelle estuvo a mi lado en cada momento de la grabación. Ella cuida mi día a día y se asegura de que mi camisa esté planchada, de que me esté alimentando bien y de que me cuiden.

Ha sido bastante placentero hacerlo porque puedo tomar a la audiencia como un segundo presentador, como si condujera el programa conmigo. Puedo hablar a la cámara como si estuviera hablando con otro presentador, pero en realidad estoy hablando con la audiencia. No es la primera vez que hago programas de televisión por mi cuenta, ya lo he hecho otras veces: una serie documental en Afganistán, en las Malvinas. También he participado en espectáculos de automovilísmo en el Reino Unido. “Trading Up” fue una serie documental en la que di la vuelta al mundos dos veces y lo hice yo solo.

Así que me gusta este tipo de televisión. Me gusta mucho más relacionarme con la audiencia a través de la cámara y tratarlos como si fueran mis compañeros en la conducción de programa.

-Si tuviera que elegir su época favorita de fabricación de automóviles, ¿cuál sería?

-Eso es cruel, realmente es una pregunta muy cruel. Mi época favorita de fabricación de coches sería el siglo pasado. Es una pregunta tan cruel. Supongo que serían los coches de mi juventud, los de los años 80, el Volkswagen Golf GTI, el Peugeot GTI, el Porsche 911. Serían los 80, cuando los eran grandes y la gente era impetuosa, atrevida, se llevaban las hombreras, el pelo largo. Ese es mi periodo de nostalgia.

-Este programa es diferente y único. ¿Qué le hace diferente de ediciones anteriores de Joyas sobre ruedas y qué puede esperar la audiencia de usted?

-No es como los anteriores Joyas sobre ruedas, que era un programa sobre cómo comprar coches, arreglarlos y venderlos. Es el creador de todo ese género. Es el primer programa de restauración de automóviles del mundo y ahora tenemos cientos de programas que hacen lo mismo. Con este nuevo programa, sin duda, veremos lo mismo, un nuevo plagio una y otra vez por diferentes redes. Pero este nuevo Joyas sobre ruedas me está lanzando en paracaídas a una nueva cultura, a una parte diferente del mundo, para que pueda tomar una instantánea de lo que es esa cultura. Por ejemplo, estoy en Chicago, he caído en paracaídas en Chicago, me tomo una “deep dish pizza” -me gusta probar las comidas de los sitios- y conduzco por Chicago en el Bluesmobile. Quiero decir, es increíble, por los mismos caminos que recorrían en la película. Así que puedo experimentar esa cultura cinematográfica que también hizo famosa a Chicago. Y luego conocía a un artesano llamado el Hombre de Hojalata, que da forma, dobla y retuerce el metal para hacer esos increíbles Hot Rocks o restaura coches clásicos. Es un hombre joven que está en la cima de esto.

Y todo esto envuelto con la comida, las vistas, los sonidos, la ciudad, el paisaje.. Eso es lo que hace que esta nueva edición de Joyas sobre ruedas sea muy especial porque cada programa es individual y completamente diferente al anterior. Son como minidocumentales en lugar de una serie, es como una serie de 12 partes, pequeños documentales que nunca esperarías de todas partes del mundo. Debería recordar el primer día de grabación con los pandilleros en Los Ángeles y sus lowriders. Estaba aterrorizado pensando en conocer a estos tipos con tatuajes de AK47 en el cuello. Y son así. Cuando llegué estaba un grupo de ellos parados allí con sus grandes pantalones cortos holgados y calcetines blancos, zapatillas negras de deporte o zapatillas negras y camisetas negras, gorras de béisbol y yo pensando en qué infierno me había metido. He estado en primera línea en Afganistán, pero esto da bastante miedo. Pero en cinco minutos nos abrazamos, chocamos los cinco. Tenemos un “bromance” porque todos amamos los coches y fue la cultura de los coches lo que nos unió.

Y de hecho terminé haciendo buenos amigos allí. Fue completamente soso, completamente inesperado, no es nada como pensé que sería. Son las personas más amables, generosas y orientadas a la familia que he conocido en mi vida. Salí con varios números de teléfono y hablamos todo el tiempo. Son gente genial.

-¿Tiene algún consejo para gente que quiera comprar un coche de época?

-Sí, que tengan cuidado. El mejor consejo que puedo dar a cualquiera si no tiene conocimientos de mecánica es que coja a alguien que los tenga porque comprar un coche es muy caro y es muy difícil equivocarse. Y si te equivocas es tu culpa, hay muy pocas devoluciones en el mundo de la compraventa de coches. Así que es mejor que tengas conocimiento de mecánica y si no los tienes asegúrate de tener a tu lado a alguien que los tenga. Y hay un consejo, unas palabras mías que me gustaría que incluyeras: "llena tu biblioteca antes de llenar tu garaje. Asegúrate de que estás bien formado, de que tienes conocimiento sobre el vehículo antes de comprarlo. Asegúrate de llenar tu biblioteca antes de llenar tu garaje. Es muy importante.