Fútbol

La fe de Casemiro salva otra vez al Real Madrid: ya lo hizo ante el Brujas

“Se ha visto el carácter de este equipo. Jugando así vamos a hacer cosas importantes”, reconoce Zidane

Modric felicita a Casemiro
Modric felicita a CasemiroMartin MeissnerAP

Nunca había remontado el Real Madrid dos goles fuera de casa en Europa en tan poco tiempo. Y lo hizo, cómo no, ante el Borussia Mönchengladbach, un equipo que parece ligado históricamente a las remontadas del conjunto blanco. El futuro europeo de los de Zidane estaba negro en el Borussia Park cuando el reloj se acercaba al minuto noventa. Dos derrotas seguidas al comienzo son casi definitivas en este formato y eso parecía que iba a suceder antes de que la fe moviese la montaña que los blancos tenían enfrente. «Hemos trabajado y peleado bien. Este escudo te enseña a no rendirte nunca. Esto es la Champions y todos los partidos son difíciles», decía Casemiro, otra vez tirando del equipo cuando casi nadie creía.

El brasileño remachó el empate después de una dejada de cabeza de Sergio Ramos. Dos nombres que no por casualidad aparecen en estos momentos. Sólo hay que tirar el calendario un año atrás y detenerlo en el descanso del choque de la segunda jornada de la fase de grupos de la última Champions. El Brujas ganaba 0-2 en el Bernabéu y la cosa apuntaba, como ayer, a dos tropiezos consecutivos. El Real Madrid se negó entonces a aceptar su destino y terminó igualando el marcador y sumando ese primer punto que tanto le cuesta apuntarse últimamente.

¿Quién marcó aquellos dos goles? Sí, exacto. Sergio Ramos y Casemiro, los dos futbolistas que sellaron la igualada en Alemania anoche. Siempre protagonistas cuando toca la heroica. Porque el brasileño ayer participó en las dos jugadas que acabaron en gol. En la primera, rescató de cabeza un balón que parecía que se iba fuera y terminó en el gol de Benzema. Y el segundo tanto lo hizo personalmente. «El esfuerzo del equipo es lo importante, no lo que haga yo. Es en conjunto como se juega. El trabajo es de todos: Karim hizo un golazo y Luka la puso muy bien antes. Creo que este es el camino», continuaba «Case», convencido de que el equipo no merecía un resultado tan abultado en contra mediada la segunda parte. «Nos llegaron dos veces y nos metieron dos goles. Así es el fútbol, pero estábamos jugando bien».

«El equipo demostró carácter. Jugando así vamos a conseguir cosas importantes, aseguraba Zidane, que ahora tiene por delante el doble enfrentamiento con el Inter, una misión más complicada que la del curso pasado ante el Galatasaray.