NBA

LeBron James, regalo o pesadilla en Navidad

La Liga quiere volver el día 22 de diciembre y los jugadores, en enero. En juego están 500 millones de dólares

LeBron James, con Michelle Obama
LeBron James, con Michelle ObamaTony DejakAP

Los propietarios de la NBA tienen varias preocupaciones. La primera se resolverá en la madrugada del miércoles con los resultados de las elecciones en Estados Unidos. La mayoría es republicana y votará a Trump, lo contrario que sus estrellas. Para resolver la segunda, la incógnita sobre cuándo comenzará la Liga, tendrán que esperar algo más. Desde las oficinas de la Quinta Avenida neoyorquina se ha lanzado un globo sonda. La «propuesta» incluye regresar el 22 de diciembre, casi un mes antes de la fecha que estaba prevista: el 18 de enero con motivo del día de Martin Luther King. La diferencia entre una fecha y otra se traduce en cifras: 500 millones de dólares de beneficio en caso de arrancar justo antes de Navidades, que desaparecerían si todo se retrasa a enero. Y es que el «Christmas Day» es una de las fechas más señaladas en el calendario de la Liga. Equipaciones especiales, nuevos modelos de zapatillas de las estrellas, los mejores partidos televisados a nivel estatal... demasiados dólares en juego cuando la temporada recién finalizada ha estado marcada por dos crisis.

El ejercicio comenzó con el conflicto diplomático con China provocado por unos tuits de un responsable de los Rockets –Daryl Morey, ahora en los Sixers– apoyando las protestas en Hong Kong. Los seguidores chinos, el mayor mercado del mundo, se quedaron sin NBA hasta los partidos decisivos de las Finales. Y la temporada acabó en la burbuja de Disney, casi un año después de empezar, por culpa de la pandemia. Las ganancias de la Liga descendieron más de 1.000 millones de dólares y eso que la ejemplar burbuja en el estado de Florida, que costó 190 millones, evitó pérdidas por valor de 1.500. Ahora se trata de que las pérdidas no vayan a más porque se avecina otra temporada a puerta cerrada o con asistencia mínima a los pabellones. Y los más interesados en que no crezcan las pérdidas son precisamente los jugadores, que están pendientes de negociar un nuevo convenio colectivo.

El plan trazado por la Liga contempla comenzar el 22 de diciembre y dejar la temporada en 72 partidos. El objetivo es terminar antes del 4 de julio para no invadir el calendario de la NFL y para no entrar en conflicto con los Juegos Olímpicos. Hay estrellas de la Liga que ya han anunciado estar dispuestas a acudir con sus respectivas selecciones a Tokio. La Liga también podría estar manejando la posibilidad de que no se celebrara el Fin de Semana de las Estrellas. Todo con tal de que la temporada 2021/2022 supusiera el regreso a la antigua normalidad con un calendario de octubre a junio.

La Asociación de Jugadores está en pleno debate sobre cuándo es la mejor fecha para comenzar. La mayoría apuesta por enero. Ya hay algunos que han advertido sobre la posibilidad de que un comienzo en diciembre conlleve que algunas estrellas, entre ellas LeBron James, se pudieran perder el primer mes de competición. El comienzo antes de Navidad supondría la inmediata apertura del mercado, la celebración del draft en pocas semanas y una pretemporada de menos de un mes. De los cuatro meses habituales entre el final de una temporada y el arranque de otra se pasaría a poco más de dos meses de tregua. Y eso con algunos equipos que se pasaron más de tres meses en la burbuja de Disney, aunque otros llevan sin disputar un minuto desde que la Liga decidiera suspender la temporada el 11 de marzo.