Real Madrid

Benzema-Vini; Figo-Zidane, Míchel-Hugo: las discusiones más míticas

La última polémica entre los jugadores no es nueva. En el Real Madrid, como en otros clubes, ha sucedido más veces

Benzema y Vinicius celebran un gol
Benzema y Vinicius celebran un gol

Zidane no lo entendía. Era la figura, el gran fichaje de ese año y Figo, el gran fichaje de la temporada pasada, no le daba la pelota. Zizou decidió que tenía que hablar con Florentino Pérez para explicarle lo que sucedía. Las relaciones entre jugadores a veces son complicadas: hay celos o se teme la competencia o en el vestuario no se tragan.

Como Míchel y Hugo Sánchez. Fue una “enemistad” que hizo pública el entonces presidente Ramón Mendoza: “El que se lleven mal fuera del terreno de juego o no se hablen me trae sin cuidado. Yo exijo solidaridad en el campo, en el trabajo. Eso sí, trataré de buscar el reencuentro y evitar las rencillas. Pero no puedo pretender que coman juntos todos los días", aseguraba. Míchel ponía balones desde la banda y Hugo los remataba."Michel es el mejor jugador del mundo en su puesto y muchos de los goles que he marcado en el Madrid, en un gran porcentaje, me los ha proporcionado él", decía el mexicano pero conviviendo juntos en el vestuario, entrenamientos o los viajes, llegaron a esta año y medio sin hablarse: “Él y Hugo no son los líderes naturales del Madrid. Tampoco es cierto que haya bandos concretos e irreconciliables. No puedo admitir que esto se diga así", continuaba Mendoza.

No se tragaban, no se escondían: “Donde tengo que hablar es en el terreno de juego. A mi sólo me gusta hablar de fútbol. Las diferencias con algunas personas no se notan en el rendimiento”, decía en su momento Míchel. “Son temas personales. Cada cual vive su mundo. Se aprovechan estos momentos para sacar a colación unos problemas que no tienen nada que ver con el fútbol”, ratificaba Hugo Sánchez. Como se comprueba, los jugadores sí que hablaban con los medios más que ahora.

En cambio, las diferencias que nacen en los vestuarios sí que son parecidas. Es lo que ha sucedido con Vini y Benzema. El francés, en un aparte con Mendy, le dijo que no se la pasase a Vinicius, porque no ayudaba. El problema es que fue en el túnel de vestuarios, donde ya hay cámaras y se oyó todo. “Está aclarado, lo más importante es que los jugadores han hablado entre ellos y no pasa nada. Esto siempre ha pasado en el campo donde se dicen muchas cosas y luego queda ahí", explicaba Zidane, para quitar hierro a un asunto que no quiere que desvíe al equipo de lo importante. “Sinceramente creo que esas cosas pasan muchas veces en un campo. Son pequeñas cosas que ocurren entre jugadores en el terreno de juego y no lo digo por esconder o maquillar un problema, porque ha pasado, pero suele ocurrir y es natural en un partido. Lo importante es que no se quede ahí, que hablen los jugadores entre ellos y al día siguiente se haya olvidado todo. Estas cosas gustan al público y la prensa pero esto ha pasado siempre en caliente y significa que hay carácter en el equipo”, defendió.

Los jugadores han hablado y no se quiere estirar más el asunto. Zidane sabe bien que hay que cerrar estas cosas. En la reunión con Figo y Florentino Pérez, el presidente le dijo al portugués que se la pasase. Y Figo, en el siguiente partido, le metió un pelotazo al que jamás podría haber llegado Zizou. Pero ese Madrid ganó Ligas y Champions y el recuerdo que tienen de eso está distorsionado: “Decían que yo no le pasaba la pelota a Zidane y que Zizou había ido a quejarse el presidente, pero eso es una tontería. Salió la noticia y al siguiente entrenamiento Miñano me enseñó las estadísticas del último partido y Zidane y yo fuimos los dos que más nos pasamos el balón”, aseguraba hace poco el ya ex futbolista portugués.

Cuando a Michel le preguntan por Hugo Sánchez ahora asegura que no quiere acordarse de lo malo, que sólo se queda con lo bueno, con lo bien que se compenetraban en el campo. El tiempo ha limado todo y ahora se llevan bien.

Zidane sabe que Benzema le dará un pase de gol a Vinicius, que el brasileño hará un regate y dejará solo a Karim y que después se darán un abrazo.