Fútbol

La pandemia agita el fútbol europeo

Las grandes Ligas no las lideran ahora los más ricos

MIkel Oyarzabal es la gran referencia ofensiva de la Real Sociedad, líder de LaLiga.
MIkel Oyarzabal es la gran referencia ofensiva de la Real Sociedad, líder de LaLiga.Juan HerreroEFE

La pandemia ha provocado un vuelco en nuestro mundo y el fútbol no escapa de los efectos que todo esto produce. La vida de los clubes y de los futbolistas ha dado un giro y ya nada es como era. Al menos de momento. Después de más de un mes de competición, las grandes Ligas han visto caer de su pedestal a los equipos más poderosos. En LaLiga, Premier League, Bundesliga y Serie A ahora los líderes son otros. Solo el PSG vive como lo ha hecho siempre, abrazado al primer puesto de la Ligue 1. El equipo de París no entiende más normalidad que ir primero.

Esta alteración de las costumbres que se vive en el fútbol europeo se refleja también en el hecho de que 11 de los 19 clubes de España, Inglaterra, Alemania, Italia y Francia que participan en la actual edición de la Liga de Campeones están ahora mismo fuera de los puestos de Champions en sus respectivas Ligas.

En el hipotético y poco probable caso de que las actuales clasificaciones se mantuvieran hasta el final del campeonato, se quedarían fuera de la Liga de Campeones el Atlético de Madrid, Barcelona, Sevilla, Chelsea, Manchester City, Manchester United, Borussia Mönchengladbach, Juventus, Atalanta, Lazio y Marsella. En el caso de los tres equipos españoles hay que puntualizar que tienen dos partidos pendientes cada uno, aunque solo en el caso del Atlético la victoria en esos choques le garantizaría liderar la clasificación.

LaLiga y la Premier son los dos únicos grandes torneos en los que todavía hay encuentros pendientes por jugar a causa del irregular calendario que se diseñó para poder poner en marcha las competiciones.

Ese es uno de los factores que ha alterado el fútbol en Europa. Muchos de los equipos que ahora se ven alejados de los puestos de privilegio en sus Ligas terminaron más tarde la pasada temporada y apenas tuvieron descanso entre una campaña y otra. También encontramos casos en los que esta circunstancia no los afecta, pero son los menos. De los ocho equipos que estuvieron en la burbuja de la pasada Champions en Lisboa, solo tres, Leipzig, Bayern y PSG, se manejan ahora en los dos primeros puestos de sus Ligas. A ese trío se incorporaría el Atlético de Madrid si gana los dos encuentros que tiene aplazados.

Los jugadores también se han debido acostumbrar a actuar en campos vacíos. Los estadios son ahora teatros sin alma, donde las representaciones no se aplauden, pero tampoco se critican. El factor campo casi ha desaparecido. Nada es normal en la nueva normalidad.

En España lidera LaLiga la Real Sociedad, con 14 puntos en siete encuentros. Un punto menos, pero también un partido menos, tienen el Real Madrid y el Granada, mientras que cerraría los puestos de Champions el Villarreal, con 12 puntos en siete jornadas.

El irregular calendario hace que esta clasificación sea ficticia. El Atlético es ahora quinto con 11 puntos en cinco partidos. Si ganara los dos que tiene pendientes, el equipo que entrena Diego Simeone sería líder. El Barcelona es 12º y el Sevilla, 13º, los dos con siete puntos después de cinco encuentros disputados. Si ganan esos dos partidos aplazados seguirían fuera de los puestos de Liga de Campeones siempre que Real Madrid y Granada también se impongan en el choque que tienen pendiente.

En la Premier League manda el Everton, con los mismos puntos que el Liverpool. Aunque todo cambiaría si el Aston Villa, que es tercero, gana el partido que tiene pendiente, lo que le convertiría en un líder todavía más sorprendente que el Everton. El Leicester cierra la zona Champions. El Chelsea aparece en cuarta posición y hay que bajar los ojos hasta el puesto 13 para encontrar al Manchester City y al 15 para ver al Manchester United. City y United tienen un partido aplazado, pero el triunfo no les alcanzaría para llegar a puestos de Liga de Campeones.

Una revolución similar se vive en la Serie A, liderada por el Milan y con Nápoles, Sassuolo e Inter completando la zona Champions. Hasta el quinto puesto ha caído la Juventus, seguida por el Atalanta en el sexto. Muchas más abajo, en 12ª posición, aparece la Lazio.

En la Bundesliga sí dominan los equipos de Champions, pero el RB Leipzig ha desplazado del liderato al Bayern, que de momento es segundo, empatado a puntos con el tercero, el Borussia Dortmund. El cuarto puesto, que da derecho a jugar la Champions, lo ocupa el Bayer Leverkusen, mientras que el Borussia Mönchengladbach es sexto.

En la Ligue 1 la vida sigue igual y el PSG es líder, aunque empatado a puntos con el Lille, con el Rennes en tercera posición, la última que da acceso a la Liga de Campeones en Francia. El Marsella, que este año regresó a la máxima competición continental, es cuarto, con los mismos puntos que el Rennes.

El tiempo dirá si esta situación que se vive en las cinco grandes Ligas es solo una casualidad momentánea o si como sucede en otros ámbitos de la vida, los cambios han llegado al fútbol para quedarse.