Alavés-Barcelona: el polémico pelotazo de Messi al árbitro, ¿sólo fue amarilla?

El jugador argentino pierde los nervios y golpea al árbitro a propósito. Podía haber visto una sanción más fuerte

La rabia de Messi ha estallado contra el árbitroAlvaro BarrientosAP

El gol en contra del Barcelona ha sido tan absurdo que el conjunto de Koeman se ha sentido invadido por la impotencia. Entre ellos Messi, que ha visto una amarilla en una jugada con el juego parado y que muchos piensan que podía haber visto una tarjeta más grave.

El capitán del Barcelona ve pasar al árbitro y pega una patada al balón para golpearle. El árbitro entiende que lo hace con intención, se para y le muestra, sólo, amarilla.