El aviso a los jóvenes tras siete días en coma: “Pensad en los demás, no en pasarlo bien”

El boxeador Óscar Riballo se sintió mal en septiembre y dio positivo. Le tuvieron que inducir al coma.

El boxeador Óscar RiballoLa Razón (Custom Credit)

Es farmacéutico y boxeador, tiene 32 años y está en plena forma. El coronavirus no perdona. El boxeador Óscar Riballo se sintió mal en septiembre, se hizo un PCR y dio positivo. A partir de ahí, todo lo que podía ir mal, lo fue.

Estuvo en el hospital y como su situación no mejoraba, los médicos le dijeron que tenían que inducirle el coma, sin fecha límite, a la espera de cómo evolucionaba.

Lo superó. “Aún no como ni bebo, todo con sonda”, ha asegurado en Antena3. “Les digo que los jóvenes se fijen en mí, que vean las secuelas que se puedan quedar. Por favor, que mantengan la distancia y usen mascarillas, que no afecta a personas mayores. Por favor, que piensen en los demás, no sólo pasárselo bien"

“La verdad es que me encuentro bien, me cuesta hablar, sigo con sonda, pero poquito a poquito vamos”, dice aún con problemas para hablar. "Los médicos no me han dado una explicación exacta, puede ser la carga vírica, el grupo sanguíneo, pero no me han dado la explicación exata