El mejor Zverev frena a Nadal en París

El alemán se impuso en la semifinal por 6-4 y 7-5 En la final se enfrentará con el ruso Medvedev. Rafa ya sólo tiene pendiente este año el Torneo de Maestros

Nadal no pudo con Alexander Zverev en las semifinales del Rolex Paris MastersIAN LANGSDONEFE

Este año en el Rolex París Masters tampoco. El torneo de París-Berçy de toda la vida sigue maldito para Rafa Nadal. Alexander Zverev se impuso al español por 6-4 y 7-5 en una hora y 39 minutos. El alemán se medirá en la final con el ruso Daniil Medvedev que se deshizo del canadiense Milos Raonic por 6-4 y 7-6 (7/4). A Rafa le queda ahora ultimar la preparación para el Torneo de Maestros que arrancará el próximo domingo en Londres.

Zverev resolvió los cuartos ante Wawrinka pasadas las diez de la noche del viernes, pero no hubo rastro alguno de cansancio en su tenis. El que pareció acusar los tres partidos anteriores fue Nadal. El alemán fue muy agresivo, atacó el segundo servicio de Rafa y en el tercer juego, a la primera oportunidad, se apuntó un break. Mandaba el pupilo de David Ferrer con autoridad. Su saque no encontraba respuesta, hacía daño con el revés desde el fondo y encontraba golpes ganadores con la facilidad con que un niño saca rotuladores de su estuche. Mediado el primer set el balance de “winners” era revelador: Nadal había conectado uno; Zverev volaba con nueve. Terminó con más de 30. Una barbaridad. Cuando Rafa empezó a encontrar su sitio, el alemán ni se inmutó. Siguió mandando con comodidad aupado en un saque criminal. En menos de 40 minutos se apuntó la primera manga.

El que fuera miembro más destacado de la “Next Gen” estaba manejando el partido con autoridad. Desde hace meses, con la llegada de David Ferrer, a su cuerpo técnico, Zverev es otro. No es el jugador que se ausentaba de los partidos o que raramente seguía un plan establecido. Ahora, cuando coge ritmo, su tenis es una taladradora. Tuvo una oportunidad de ruptura en el tercer juego del segundo set y volvió a ponerse por delante. Llegó a tener dos bolas más de break en el quinto juego para situarse 4-1. Rafa resistió cuando ya se asomaba al abismo. Y lo hizo presionando por primera vez el servicio del alemán. Dio un par de pasos atrás para restar. No es que fuera un antídoto, pero sirvió para que el rival dudara. Nadal tuvo dos bolas de break en el sexto juego y los intercambios desde el fondo de la pista subieron muchos grados. Zverev logró salvar su servicio. El drama aumentó en el siguiente saque de Rafa. Se encontró con un 0-40. El alemán llegó a disponer de cuatro bolas de ruptura, pero enfrente estaba Nadal. ¿Situación límite? Apareció el Rafa de siempre. Salvó todas las pelotas de break y en el octavo juego aprovechó la que tuvo para equilibrar el segundo parcial. Llegó incluso a situarse 5-4 con un juego en blanco, pero Zverev no flaqueó. Siguió acumulando ganadores y un error con el drive de Rafa acabó con su trayectoria en París.

Daniil Medvedev se impuso por 6-4 y 7-6 (7/4) al canadiense Milos Raonic en la primera semifinal. Un break en el primer set bastó para que el ruso alcanzara su cuarta final de un Masters 1.000. El año pasado ganó en Cincinnati y Shanghai y cayó en Canadá precisamente ante Nadal. Medvedev fue tan sólido como de costumbre. Los errores no forzados de Raonic (12/24) fueron tan decisivos como la paciencia del moscovita. El número cinco del mundo jugará su primera final de la temporada.