La caída de Balotelli: de Supermario a futbolista de cuarta división y personaje de Gran Hermano

Con sólo 30 años, no juega desde marzo y se entrena con un equipo aficionado a la espera de ofertas

Mario Balotelli en un entrenamiento del Franciacorta, equipo de la serie D italianaTwitterLa Razón

Hay que mirar dos veces el dato, porque parece imposible creer que Mario Balotelli sólo tenga 30 años. La sensación es que lleva toda la vida ahí, dando que hablar, unas veces por sus goles y otras por sus extravagancias fuera del terreno de juego. Hace tiempo que los focos le apuntan más por lo segundo que por lo primero y cada vez huele más a juguete roto el que fuera niño prodigio del fútbol italiano. Fue Supermario y ahora sale en las noticias porque ha empezado a entrenarse con el Franciacorta FC, un club de la Serie D, la cuarta división del fútbol italiano.

Del Brescia, donde el curso pasado marcó cinco goles en 19 partidos, salió y mal. No tiene equipo y el 9 de marzo fue la última vez que jugó al fútbol como profesional. Ahora pelotea con futbolistas aficionados para mantenerse en forma y encontrar un poco el rumbo. Las imágenes son chocantes, porque el que se está entrenando en un campo de fútbol municipal de Adro tiene un palmarés del que muy pocos pueden presumir en la élite.

Con 18 años subió a la primera plantilla del Inter desde la escuadra primavera y una temporada después, la 2009-2010, ganó el triplete con José Mourinho, en aquella plantilla con Diego Milito, Cambiasso y Eto’o. De allí fue al Manchester City, al Liverpool, al Milan, al Niza, al Marsella y al Brescia, en una clarísima cuesta abajo. Ha ganado la Liga italiana, la Premier League y la Champions, además de ser subcampeón con Italia en la Eurocopa 2012, donde marca tres goles (dos a Alemania en semis) y pierde la final con España.

Su hermano Enock es el que le ha conseguido un hueco en los entrenamientos del Franciacorta y ahora es concursante del «Grande Fratello» de la televisión italiana. Allí fue Mario como invitado y su mayor logro fue hacerle una broma machista y vulgar a Dayane Mello, una de sus ex y concursante también en el reality. «Ella me dice que entre y luego que pare porque le hago daño», soltó Balotelli en un lamentable doble sentido sobre entrar en la casa de GH Vip, que sólo le hizo gracia a él. «Hace bromas así, porque si no, no tiene nada más de lo que hablar», respondió ella.

Corre el peligro de que los más jóvenes lo conozcan por el «friki» televisivo que es hoy en día y no por el grandísimo futbolista que fue, siempre a ratos, porque centrarse mucho tiempo nunca fue lo suyo. José Mourinho aseguró que podría escribir un libro de 300 páginas sobre sus dos años en el Inter junto a Balotelli, pero que no sería una comedia y sí un drama. Cuentan también que tras una discusión con el técnico portugués, Mario se puso a cantar el himno del eterno rival, el Milan, para provocarlo.

Dicen que en su etapa en el City, hasta treinta veces se llevó su coche la grúa por aparcar donde no se podía y cuando un policía lo paró y le pidió la documentación, le preguntó por qué llevaba en la cartera 25.000 libras. «Pues porque soy rico», fue la respuesta del delantero. En 2010 ganó el Golden Boy y aseguraba entonces que sólo había un jugador un poquito mejor que él en el planeta: Leo Messi. Provocó un incendio en su casa jugando con fuegos artificiales y con el Twitter en las manos tiene mucho peligro. Ha citado alguna frase machista del traficante Pablo Escobar y viendo la tele un día de cierre del mercado escribió: «Está mejor la presentadora que los fichajes»...