La sexy golfista Paige Spiranac revela a sus seguidores sus trucos con la bola

Toda una estrella en Instagram, con casi tres millones de seguidores, ha revelado cuál es su torneo preferido y qué hace para golpear la bola con más fuerza

Paige SpiranacInstagramLa Razon

En Instagram sencillamente la adoran y ella suele corresponder a su seguidores con impresionantes instantáneas, revelando cual es su torneo favorito o enseñando trucos para jugar al golf.

En su última publicación, Paige Spiranac, ha confesado a sus seguidores que esta “muy feliz” de que el Masters comience esta semana, ya que ella lo prefiere al US OPEN. “¿Cuál es tu torneo de golf favorito para ver? Me encanta el US Open, pero hay algo muy especial en el Masters”, ha escrito junto a una impresionante instantánea que ha compartido con sus 2.9 millones de seguidores en Instagram.

Un fan le preguntó si alguna vez había estado en el torneo, que finalmente se llevará a cabo siete meses después de su programación original. Ella respondió: “Sí, he estado dos veces antes”. Y es que a la ex golfista, modelo y presentadora de podcasts, le encanta interactuar con su enorme ejército de seguidores en las redes sociales a los que llegó a confesar que juega sin ropa interior.

Recientemente, también dio a sus fans un excelente consejo sobre cómo golpear la pelota incluso con más fuerza lo normal. La joven de 27 años reveló que “visualiza la cara de alguien a quien odia mucho en la pelota antes de golpearla para obtener el máximo poder”.

A Spiranac también le encanta bombardear a sus fans con instantáneas sexys, tanto dentro como fuera del campo de golf. Se convirtió en profesional en 2015 después de jugar golf universitario para la Universidad de Arizona y la Universidad Estatal de San Diego. Pero desde que se retiró del golf profesional en 2016, se ha hecho popular por las anécdotas que comparte en su podcast Playing-A-Round", donde no ha dudado en criticar a su propio deporte. “El golf es elitista, es sofocante, es exclusivo, y lo odio porque no soy eso y nunca me recibieron y todavía no me dan la bienvenida”, ha afirmado en más de una ocasión.