Morata, mucho más que goles anulados

El delantero de la Juventus regresa a la selección como máximo goleador de la Champions. Su último partido fue también el último de Robert Moreno

Morata y Koke, en la residencia de la Ciudad del Fútbol de Las RozasRFEF / HOEFE

El último partido de Álvaro Morata con la selección fue también el último de Robert Moreno en el banquillo. España goleó a Rumanía (5-0) en el encuentro que cerraba la fase de clasificación para la Eurocopa antes de que todo saltara por los aires en el vestuario del Metropolitano con el despido del seleccionador.

Después llegaron el nombramiento de Luis Enrique y la pandemia. Y el Metropolitano dejó de ser su estadio. Cambió el Atlético por la Juventus y ahora es otro. «Creo que su rendimiento en ataque y en defensa y su confianza a la hora de desarrollarlo es muy importante y es mayor desde que ha vuelto a Italia», asegura Luis Enrique.

El seleccionador contó con él en su primera época, pero no lo había llamado para ninguna de las dos convocatorias de esta temporada. «Siempre he estado contento con su rendimiento y lo he traído muchas veces», explica el técnico del equipo nacional.

Su rendimiento con España no ofrece dudas. Ha marcado 17 goles en 33 partidos, algo más de medio gol por encuentro. Unas cifras que merecen un hueco en una selección que sigue buscando un delantero. El seleccionador espera que Morata ayude a solucionar los problemas de España con el gol. En octubre sólo marcó uno en los tres partidos contra Portugal, Suiza y Ucrania.

Morata ha mejorado sus números con el regreso a la Juventus. Ha marcado seis goles en ocho partidos. El curso pasado marcó 16 en 44 con el Atlético repartidos entre todas las competiciones. Y tuvo que jugar 13 partidos más para conseguir la misma cantidad de tantos.

Habitualmente se le dan mejor los comienzos de temporada, pero hay algo más en el cambio experimentado por Morata, una mejora en el ánimo que le hace ver las cosas de manera diferente. «Desde que ha vuelto a la Juventus ha mejorado en confianza, se puede ver un jugador muy diferente, sus números lo indican, ha mejorado en muchos aspectos y en ataque y en defensa tiene una actitud que me gusta que tengan los delanteros», insiste Luis Enrique.

Ni siquiera parece afectarle la maldición con los goles anulados. No le han concedido trece en 2020, aunque nada tan doloroso como los tres que le anularon en el partido de Liga de Campeones contra el Barcelona.

Morata ha marcado doce goles válidos en el mismo tiempo, pero se lo toma con humor. «Si yo tengo un 45 de pie y el otro tiene un 42», bromeaba el lunes en la Cadena Cope. El delantero de la Juventus vive al límite del fuera de juego y cae frecuentemente en él.

Pero eso no le desanima. En Turín, Morata se siente menos presionado y la presencia en el banquillo de Pirlo, compañero en el césped en su primera etapa como jugador juventino, le da confianza. La llamada de Pirlo fue decisiva para que abandonara el Atlético y el técnico no se siente defraudado con el rendimiento de Morata. «Ha venido con muchas ganas. Ha vuelto hecho un hombre. El primer futbolista que yo me encontré era un crío que venía del Real Madrid en su primera experiencia fuera de casa. Ahora es un jugador completo, un hombre fiable, que está encontrando confianza. Puede hacerlo aún mejor», aseguraba el técnico juventino hace unas semanas.

En su primera temporada en la Juventus marcó quince goles. Doce, en la segunda, antes de regresar al Real Madrid. Especialmente productivo está siendo en la Liga de Campeones –ha marcado cuatro goles en tres jornadas– y es el máximo goleador de la competición, empatado con Diogo Jota, Rashford y Haaland. Lo mejor es que sólo ha necesitado cuatro disparos para conseguirlo. Un cien por cien de acierto. Hubo más, pero se perdieron en el VAR.

Morata ha cumplido ya los 28 años y nunca ha aguantado más de dos temporadas consecutivas en el mismo equipo, aunque en la Juventus espera asentarse. Es el cuarto futbolista del mundo por el que más dinero se ha pagado en traspasos. Lleva acumulados 179 millones de euros y sólo lo superan –en ese orden– Neymar, Cristiano Ronaldo y Lukaku. Si la Juventus ejerce la opción de compra a final de temporada, esa cantidad aumentará todavía más.

Morata acaba de ser padre por tercera vez. Y le queda tiempo para presentar al pequeño Edoardo en la portada de la revista «Hola» con su mujer –la modelo Alice Campello– y sus dos hijos mayores.