El top 10 de futbolistas “gordos”

Si bien la mayoría tuvo grandes carreras, su indisciplina a la hora de entrenarse o cuidar su alimentación los llevó también a ser famosos por el diámetro de su barriga.

La otra pandemia de este siglo es, sin duda, la obesidad, una patología que todos pensamos que nada tiene que ver con el deporte. Se presupone que un deportista de élite mantiene su peso a raya gracias a una cuidada alimentación y un estricto plan de entrenamientos. Sin embargo, la historia del deporte y, especialmente del fútbol, está plagada de ejemplos de jugadores cuyo peso no parecía el más adecuado para su rendimiento profesional.

La báscula se convierte cada temporada en un quebradero de cabeza para los clubes tras el parón estival, como le ocurrió al inicio de está temporada al Real Madrid cuando los “michelines” de Hazard arrasaron en Twitter.

Si bien la mayoría de estas estrellas “gorditas” brillaron o brillan por su talento y sus grandes carreras, su indisciplina a la hora de entrenarse o cuidar su alimentación los llevó también a ser famosos por el diámetro de su barriga.

Este es el “top 10” de futbolistas con más sobrepeso de la historia:

1. FERENC PUSKAS

Cuando Puskas llegó al Real Madrid en 1958, ya tenía 31 años y una gran barriga que sobresalía por encima de su pantalón. Cuentan las crónicas que Luis Carniglia, entrenador blanco de ese entonces, preguntó a Santiago Bernabéu qué iba a hacer con el regordete húngaro, a lo que el presidente respondió “Ese es tu trabajo”. Sin embargo, su sobrepeso no le impidió convertirse en uno de los arietes más grandes de la historia del fútbol, recibiendo el trofeo al máximo goleador del siglo XX. . Como delantero rompió todos los récords de anotación, ganándose el apodo de Pancho o Cañoncito pum. Ganó 3 Copas de Europa,1 Copa Intercontinental, 5 Ligas y 1 Copa de España.

2. John Barnes

El histórico John Barnes también fue noticia por su sobrepeso y ha admitido que abusaba de la comida basura y del chocolate incluso en sus mejores días como jugador. Ganó dos títulos de liga con el Liverpool con el que también ganó dos finales de copa en Wembley. También fue subcampeón de la FA Cup con Watford , Liverpool y Newcastle United. Jugó 79 partidos con Inglaterra. En 2016, los lectores de The Times lo votaron como el mejor jugador zurdo de Inglaterra.

3. Ronaldo

Máximo goleador de la historia de los Mundiales y considerado como uno de los delanteros centro más completos de todos los tiempos, es uno de los jugadores en el que todo el mundo piensa cuando se habla de sobrepeso y fútbol. Desde que apareció Cristiano Ronaldo, todos se refieren a Ronaldo Nazario como Ronaldo «el Gordito» para distinguirlo. Vivió tiempos dorados en el FC Barcelona -donde asombró al mundo con un promedio de gol bestial: 47 goles en 49 partidos- y en el Real Madrid de los “galácticos”. El mejor 9 de la historia es desde 2018 accionista mayoritario y presidente del Real Valladolid Club de Fútbol.

4. Adebayo Akinfenwa

Delantero británico-nigeriano que juega en el Wycombe Wanderers Football Club (League Two inglesa). Se dio a conocer mundialmente porque en 2015 le marcó un gol al Liverpool en el partido correspondiente a la FA Cup. Su apodo es The Beast (La Bestia). No hay dudas de que Akinfenwa deba ocupar el primer puesto en esta lista de futbolistas gordos: su peso llega a los 105 kilos. Hace unos meses, el veterano delantero se mostró “enfadado, desolado y deshumanizado” después de que la Federación inglesa resolviera no considerar como un insulto racista la expresión “búfalo gordo”, que le dedicó un un miembro del Fleetwood Town durante el playoff de semifinal de la League One de la pasada temporada.

5. Antonio Cassano

El ex madridista Antonio Cassano también fue polémico, entre otra cosas por su sobrepeso. Amante de las fiestas, el italiano llegó a confesar que vino a Madrid a divertirse. El delantero que se hizo famoso en la Roma recaló en el Madrid de los Galácticos. En una entrevista en el ‘Corriere dello Sport’ confesó: “Tenía 6 años y medio de contrato, pero me quedé apenas 18 meses porque acabé fuera de la plantilla y cada viernes cogía un vuelo privado para volver a Roma. Comía como un perro y no dormía. Vivía una vida de mierda”.

6. Willie Foulke

Considerado el futbolista más gordo de la historia, fue también un avanzando a su tiempo, contribuyendo enormemente al desarrollo del fútbol del Siglo XX. Conocido como “Fatty”, comenzó jugando cricket y posteriormente desempeñó su carrera como futbolista en Shefield United y Chelsea, llegando a ganar la primera división (en 1898) y dos FA Cup (1899 y 1902).

7. John Hartson

Uno de los mejores delanteros de la historia de su país, además de haber sido reconocido como mejor jugador de la Liga de Escocia en 2005, cuando jugaba en el Celtic. Su carrera comenzó en 1992 en el Luton Town. Luego pasó por diversos equipos como Arsenal, West Ham, Wimbledon y Coventry City. Los hinchas españoles lo recordarán porque jugó los 120 minutos de la mítica final de la Recopa de 1995 entre Arsenal y Zaragoza en París. Hartson fue el autor del único gol de los gunners. En su palmarés tiene tres ligas, dos copas y una copa de la liga de Escocia. Con la selección de Gales jugó 51 partidos y marcó 14 goles. En 2009 se le diagnosticó un cáncer testicular que se le extendió al cerebro y los pulmones. Fue operado varias veces y acabó superando la enfermedad.

8. Adriano

El sobrepeso era tal vez el menor de los problemas de Adriano Leite. El ‘Emperador’ tuvo a lo largo de su carrera serios problemas por cuestiones de indisciplina fuera de los terrenos de juego, donde el abuso del alcohol acabó dando al traste con su carrera. “Solo me sentía feliz cuando bebía, lo hacía todas las noches. Bebía todo lo que pasaba por mis manos: vino, whisky, vodka, cerveza...”, llegó a confesar en una entrevista. El ex jugador brasileño -delantero potente, técnico, devastador en carrera y letal en el disparo- comenzó su carrera en el Flamengo en el año 2000 y luego jugó en Italia con el Inter y el Parma. También militó en el Sao Paulo, el Roma y el Corinthians. Vistió 48 veces la camiseta de la selección brasileña, con la que anotó 27 goles.

9. Wayne Shaw

El enorme portero del Sutton United saltó a la fama en 2017 por comerse un bocata durante el partido de octavos de final de la FA Cup contra el Arsenal que los ‘gunners’ se llevaron por 0-2. Era el portero suplente y se puso comer mientras esperaba salir al campo. Este hecho motivó una investigación y se descubrió que una casa de apuestas pagaba ocho libras a una si el portero ingería algún alimento durante el encuentro. Ha llegado a pesar más de 120 kilos y fue despedido tras este incidente.

10. Cristian Fabbiani

Este delantero es más conocido como “el Ogro”, debido a su parecido físico con Shrek. Amante de las salidas nocturnas y la buena vida, siempre ha estado por encima de su peso. Sin embargo, asegura que no le afecta que le llamen gordo y en más de una entrevista ha llegado a confesar que le gusta jugar "con unos kilitos de más, me siento más fuerte y potente”. El delantero siempre utilizó su corpulenta figura para desarrollar su mejor fútbol, aquel que supo mostrar durante mucho tiempo en equipos como Lanús y Newell’s, que luego le dieron la posibilidad de vestir la camiseta de un grande de Argentina como River.