El Real Madrid gana al Estrella Roja para equilibrarse en Europa (67-73)

Los blancos, con Tavares, Thompkins y Randolph mejoraron tras el descanso y consiguen su tercera victoria consecutiva en el torneo continental

Una noche en la Sala Pionir nunca es fácil por mucho que esté vacía. Es verdad que la caldera está menos caliente a puerta cerrada, pero la presión que no pone el público por culpa de la pandemia la añaden los jugadores del Estrella Roja, que no regalan nada en casa. Bien lo supo el Real Madrid en el amanecer del choque cuando antes casi de llegar del hotel ya se veía en problemas (19-8, min 6). Loyd estaba desatado, pero Carroll lideró un parcial de 0-11 que ponía las cosas un poco en su sitio.

Navegaba el Madrid sin Tavares, que hizo dos faltas en el primer minuto y se pasó los dos cuartos iniciales en el banquillo. Sin él no es lo mismo y los de Laso lo sufrieron. Como tampoco es igual tener a Campazzo en el campo que a Laprovittola, que otra vez más no pudo dar mucho descanso a su compatriota, al que cada vez le queda menos antes de irse a la NBA. Mientras se despide, va a jugar mucho para seguir sumando en Europa.

Lo mejor al descanso, como reconoció el propio Pablo Laso, era el resultado (42-36). Todo estaba abierto y además tras el intermedio iba a volver Tavares, con lo que eso influye tanto en los suyos como en el rival. Con él se entonó el Real Madrid y se fueron uniendo voluntarios para ir sumando. Llull, Randolph, Thompkins y hasta Abalde, que cerró un parcial de 11-23, que hacía cambiar de bando la iniciativa.

Volvieron a despertar los de Sasa Obradovic, otra vez de la mano de Walden y Loyd, para que nadie pensase en llevarse una victoria fácil de Belgrado (65-64). Y fue entonces cuando Trey Thompkins sacó su fusil y con dos triples consecutivos dejaba malherido al rival (65-70). No hay francotirador más sigiloso que el norteamericano, que completaba así un buenísimo partido. 14 puntos con 4 de 9 en triples, en asociación con Randolph, otro que habla poco y muy bajito, pero que es clave para este Real Madrid.

El estadounidense con pasaporte esloveno se fue hasta los 13 puntos y, como siempre, fue un termómetro de cómo está el equipo. Va en claro crecimiento él y también el equipo, que suma su tercera victoria consecutiva en Euroliga para equilibrar su saldo de victorias y derrotas (4-4).

El broche lo puso Rudy, metiendo manos y robando balones. Otro que se va entonando, como Abalde, clave en la intendencia, pero todavía algo tímido.

67. Estrella Roja: (26+16+11+14): Hall (2), Loyd (22), Lazic (-), Reath (4) y Kuzmic (6) -cinco titular-, Rochestie (-), O’Bryant (7), Walden (16), Davidovac (6), Dobric (-), Jagodic-Kuridza (-) y Terry (4).

73. Real Madrid (21+15+23+14): Abalde (3), Campazzo (8), Randolph (13), Tavares (4) y Llull (9) -cinco titular-, Deck (3), Carroll (9), Garuba (4), Rudy Fernández (6), Laprovittola (-), Thompkins (14).

Árbitros: Christos Christodoulou (GRE), Emin Mogulkoc (TUR) y Amit Balak (ISR).

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la Euroliga disputado en el Aleksandar Nikolic Hall a puerta cerrada.