Este pueblo español de apenas 500 habitantes construirá el mayor centro de artes marciales de Europa

El complejo contará con un pabellón de eventos, residencia para deportistas, centro de alto rendimiento de deportes de contacto, un museo y un espacio de producción de cine de acción

Complejo de artes marciales MASL Fight, en Albares (Guadalajara)La RazónMASL Fight

En las tierras que antes se utilizaban para el cultivo de cereal, olivo o vid, ahora se levantará el mayor complejo deportivo y cultural dedicado a las artes marciales de toda Europa. Albares, una pequeña localidad de Guadalajara que cuenta con apenas 513 habitantes, según las cifras del padron municipal de 2019 recogidas en el INE, se convertirá en la capital de los deportes de contacto con la construcción de un espacio de más de 20.000 metros cuadrados dedicados a la celebración de eventos de las diferentes disciplinas como MMA, boxeo o Muay Thai, entre otras disciplinas, así como para el desarrollo de jóvenes talentos. El proyecto costará entre 12 y 17 millones de euros, y se prevé que esté listo para 2025.

Su pabellón principal contará con una capacidad mínima de 5.000 espectadores, casi diez veces más que el número de habitantes de la localidad. La idea de MASL Fight, los precursores del proyecto, es que se disponga de una sede para competiciones nacionales e internacionales tanto para deportes de contacto como para otras disciplinas, como el fitness. El complejo polideportivo, que ocupará el equivalente a 2,8 campos de fútbol, también contará con salas de gimnasio, clases colectivas, centro médico y de fisioterapia, una zona comercial con tiendas y locales de restauración.

Alumnos amateur y profesionales de las artes marciales convivirán en el centro de alto rendimiento para el desarrollo de sus habilidades como luchadores. Las instalaciones contarán con tatamis, rings, jaulas y todo tipo de equipamientos para el entrenamiento, así como salas de musculación y piscina para potenciar otros aspectos físicos. En el pueblo también podrán alojarse los alumnos, profesores y participantes de los eventos dentro de la residencia, que dispondrá de biblioteca, restaurante, salas de estar y diversas zonas de ocio. Los promotores del proyecto se han comprometido a que el 60% del personal sea de Albares o, en su defecto, de los pueblos de alrededor.

Zona comercial del complejo MASL AlbaresLa RazónMASL Fight

Pero no será un espacio exclusivamente para practicar deporte, sino también un lugar de culto para los apasionados de la lucha. Dentro del complejo se construirá un museo dedicado a la historia de las artes marciales, con salas específicas para iconos populares de diferentes disciplinas, como Bruce Lee, Muhammad Ali o Chuck Norris. Así mismo, habrá sitio para otros profesionales del combate de la talla de Connor McGregor o Ronda Rousey. “El museo es casi la parte más importante del proyecto”, explica a LA RAZÓN Hanshi Mario Padilla, de MASL Fight.

El cine de acción y la popularidad de las artes marciales han ido de la mano históricamente. Las películas realizan una gran labor de divulgación sobre los deportes de contacto, lo que estará muy presente en el museo. No obstante, el proyecto no se quedá ahí. Albares se convertirá en una ubicación estratégica para el rodaje de cine de acción con la construcción de un centro de producción audiovisual. Salas de grabación, postproducción y montaje, un croma de 300 metros, dos de 50 metros y el entorno natural de la zona son los encantos con los que el proyecto tratará de seducir a los productores de este tipo de películas y series para desarrollar sus ideas en La Alcarria.