El Barcelona, obligado a reducir su masa salarial a casi la mitad

Pasa de 671 millones a 382 en el límite salarial fijado por la Liga. El Real Madrid también pierde un 25 por ciento, pero ahora es el club que más puede gastar en su plantilla

BARCELONA, 07/11/2020.- El delantero argentino del Barcelona Leo Messi, festeja su gol durante el partido contra el Betis, en la 9º jornada de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou en Barcelona.- EFE/Alejandro GarcíaAlejandro GarcíaEFE

La crisis del Covid-19 ha afectado al Barcelona más que a cualquier otro club de la Liga española y ha visto cómo su tope salarial se ha reducido de los 671,1 millones que podía gastar la temporada pasada a los 382,78 de este curso. Así lo ha hecho público la Liga en la presentación de los Límites de Coste de Plantilla para esta temporada.

El club azulgrana ya no es el club que más puede gastar en sueldos de sus jugadores. Se ha visto superado por el Real Madrid, que también ha visto reducido su capacidad de gasto en un 25 por ciento, al pasar de los 641 millones de la temporada pasada a 468,5 millones.

La diferencia entre el impacto de la crisis entre los dos clubes se debe fundamentalmente a la capacidad económica heredada de los ejercicios anteriores, a los ahorros de los que disponen. También suma el impacto de los ingresos que no son directamente procedentes de los derechos audiovisuales, como ingresos por taquilla y otro tipo de ingresos por explotación del estadio.

“No puedo decir que el haya hecho nada mal, si no hubiera ocurrido la pandemia no tendría una reducción del 40 por ciento de su límite salarial, ni ningún club la tendría”, asegura Javier Tebas. El Barcelona es, además, uno de los clubes más afectados por la falta de ingresos por taquilla.

El Atlético de Madrid es el tercer equipo más castigado por la rebaja del límite salarial. Ha pasado de los 348,5 millones de la temporada 19/20 a los 252,720 de esta temporada. Casi cien millones menos para el equipo rojiblanco. Es llamativo también el descenso del Valencia, que pasa de los 170,673 del curso pasado a los poco más de cien actuales, 103,390.

Otros equipos no han sufrido tanto, como el Sevilla, que se mantiene estable, fundamentalmente por la compensación de ingresos procedentes de su participación en la Liga de Campeones, muy superiores a los que percibía por disputar la Liga Europa. El Villarreal y el Athletic han aumentado su límite de gasto salarial. El club castellonense tiene un nuevo límite de 145,2 millones frente a los 108,5 millones del año pasado. El Athletic Club podrá gastar 119,8 millones por los 103,83 del año pasado.

Los problemas económicos de los clubes se han traducido también en un menor gasto en fichajes. La Liga ha pasado de gastar 1.168 millones en el mercado de verano de 2019 a los 475 que ha gastado en 2020.

Los topes salariales aún pueden ser corregidos. La Liga estimaba la caída por los ingresos de taquilla en un 45 por ciento. Creía que en enero el público podría regresar a los estadios casi con normalidad, pero las previsiones han cambiado y el presupuesto de ingresos por taquilla debe reducirse aún más. Igual que se hizo con los ingresos por traspaso. La Liga en principio no permitía a los clubes incluir estimaciones de ingresos por traspaso, sólo ingresos por traspasos efectivos y ante la evolución del mercado permitió incluir una cantidad del 30 por ciento de la media de ingresos de los últimos años.

“Ante la creencia de que íbamos a tener un mercado de traspasos muy debilitado en verano, casi inexistente, no permitimos a los clubes que incluyeran resultados por venta de jugadores en su estimación de ingresos. Cuando iban vendiendo y obteniendo beneficios les permitimos ampliar su coste de plantilla”, explica José Guerra, director corporativo de la Liga.

“Con el análisis de las primeras jornadas de traspaso de jugadores y el histórico de las últimas cinco temporadas estimamos que el mercado iba a ser el 30 por ciento de un mercado normal y subimos la estimación del cero al 30 por ciento de la media de los beneficios obtenidos en los tres últimos años”, añade Guerra.

Si los ingresos por taquilla no se recuperan, el desfase entre el límite salarial fijado por la Liga y el gasto real de los clubes puede alcanzar los 707 millones de euros. El límite total fijado para la Primera División es de 2.333 millones (2.847 era el de la temporada pasada) y el gasto real puede superar los 3.000 millones.

El presidente de la Liga, Javier Tebas reconoce la imposibilidad para muchos clubes de ajustar sus límites salariales a las exigencias de la patronal. "Van a acercarse al máximo, sí, y van a generar un problema de tesorería, por eso nos estamos reuniendo con varios para no tener ese problema, adecuando la masa salarial, refinanciando deuda y estoy convencido de que lo vamos a conseguir”, asegura.

Los problemas para los que no consigan ajustar sus gastos son variados. “Aquel que no reduzca adecuadamente su masa salarial tiene dos problemas: uno es el propio control económico que el año que viene le va a penalizar: si estoy excedido 50 millones, el año que viene tendré 50 millones menos para gastar, si quieres ser competitivo tendrás que apretarte. Y otro es que hay algunos que tienen que reducir para que no sea vea afectada su tesorería”, afirma el presidente de la Liga.