Tres posibles herederos de Sergio Ramos en el Real Madrid

Pau Torres, Koundé y Upamecano están en el radar para convertirse en los futuros aprendices del capitán blanco

Pau Torres, central del Villarreal, se enfrenta hoy al Real MadridAFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

El Real Madrid tiene por delante varios días sin Sergio Ramos, con partidos decisivos tanto en Champions como en la Liga. Un momento ideal para imaginar lo que sería la vida sin el gran capitán y dibujar una transición que garantice el relevo cuando el sevillano deje de ser el dueño del número 4 y del brazalete. El casting para buscar un nuevo Ramos ya ha comenzado y no se trata de cambiar a uno por otro, sino más bien de que el elegido pueda compartir una o dos temporadas con Sergio y aprender todo eso que hace el veterano defensa no sólo en el campo sino también fuera. Es un líder en el vestuario y alguien en quien confiar cuando los partidos se complican.

Su importancia resulta incuestionable y lo que tendrá que cambiar estos días Zidane es la inercia negativa cada vez que el capitán falta. En Champions, los números sin Ramos son aterradores y de ocho partidos con él ausente, sólo hubo una victoria, que además fue al final de la fase de grupos del curso pasado, ante el Brujas, y cuando no había nada en juego. Los otros siete los ha perdido el Madrid y esto incluye goleadas en contra ante el PSG, el CSKA y el Ajax. Si Zizou decía que ojalá el asunto de la renovación se cierre cuanto antes, es por algo.

Varane, al que el técnico calificó de intransferible, lo ha ganado todo a los 27 años tanto con el Real Madrid como con la selección y es un central «top», pero sin Ramos no es el mismo. Le cuesta liderar la zaga cuando está solo. Y Militao puede ser un buen complemento, pero no tiene el perfil necesario para tomar el relevo de alguien tan clave. En el radar blanco aparece con fuerza Jules Koundé, el central del Sevilla por el que el City estaba dispuesto a pagar este verano 50 millones de euros.

Monchi dijo no, aunque es consciente de que por bastante más lo va a vender próximamente. Su despliegue físico y descaro recuerdan a Ramos. También se va al ataque en cuanto puede y a balón parado es un peligro para el rival. Ciertos pecados de juventud le han costado algún que otro gol a los de Lopetegui, pero el saldo no puede ser más positivo.

El chico no tiene prisa, aunque sabe que quiere crecer y su cabeza está bien amueblada a pesar de los peinados imposibles. Es un central para muchos años y el Real Madrid lo sabe. Otro futbolista del que se habla mucho es Upamecano, francés del Leipzig, de 22 años y una fuerza de la naturaleza con mucha materia gris en el cerebro. Su valor de mercado es más alto que el de Koundé, aunque Florentino es consciente de que en esta operación va a tener que rascarse el bolsillo. Son ya varios veranos con el cinturón apretado y además de una gran estrella, el ahorro está reservado para ese refuerzo en defensa.

La cuota española en esta búsqueda la pone Pau Torres, internacional español indiscutible ahora mismo para Luis Enrique. El canterano del Villarreal tiene puesto fijo también con Unai Emery y hoy será titular en el choque ante el Real Madrid en La Cerámica. Su 1,91 metros no le quitan elegancia y se valora mucho su criterio y calidad para sacar la pelota jugada.

Otra opción sería David Alaba, que a los 28 años está a poco más de seis meses de terminar contrato con el Bayern. Llegaría gratis, tiene experiencia y puede ser también lateral izquierdo.