Campazzo se despide del Real Madrid con una gran actuación ante Fenerbahçe

Los de Pablo Laso suman su quinta victoria consecutiva en Europa (94-74) en el adiós del base argentino antes de marcharse a la NBA

Facundo Campazzo, en un momento del partido de Euroliga entre el Real Madrid y el FenerbahçeZIPIEFE

Se acabó. A falta de siete minutos para el final del partido ante el Fenerbahçe, Facundo Campazzo se quedó en el banquillo después de un tiempo muerto y no volvió a entrar en pista. Así termina, muy probablemente, su etapa en el Real Madrid, porque ahora el argentino quiere emprender la aventura en la NBA.

Sin público en las gradas, no hubo oportunidad del aplauso de homenaje y despedida y como no era oficial el adiós no existió ningún gesto que confirmase lo que va a suceder. Jugó 29 minutos el base y porque no hizo falta más, ya que el Fenerbahçe siempre estuvo detrás en el marcador y, en muchas ocasiones, muy lejos.

31 asistencias repartió el Real Madrid en una nueva victoria en la Euroliga para alegría de Pablo Laso, y 12 de ellas fueron de Campazzo, que puso el broche a su etapa madridista además con 7 puntos y 3 robos. No hay duda de que es uno de los mejores bases de Europa y de que el Madrid juega de memoria con él en la cancha.

Tan bien lo ha hecho que la NBA lo reclama, y él, a los 29 años, quiere probar, darse esa oportunidad y ver hasta dónde puede ser influyente en la mejor liga del mundo. El Fenerbahçe no pudo complicarle lo que parece que será su último partido. No fue rival el equipo turco, que no pasa por su mejor momento. Lo contrario que el Real Madrid, que ya está con 6 victorias y 4 derrotas en Europa y subiendo.

Fue una actuación de las que le gustan al técnico blanco. Muy coral, concentrados en defensa y fluidos en ataque. Tavares se puso las botas en la pintura y el hombre del partido para la Euroliga fue Abalde, que se va soltando para dejar ver el jugador que es en toda su dimensión.

Desde el principio puso su ritmo el Real Madrid (28-12, min 10), que en el segundo parcial pudo sentenciarlo todo y al final se complicó un poco. Los trece puntos de desventaja al descanso (49-36) era la mejor noticia para el Fenerbahçe, que tras el descanso resistió muy poco.

Randolph le había ametrallado desde el triple y Campazzo no necesitó meter sus primeros cinco puntos hasta después del intermedio. Todo estaba decidido antes del periodo definitivo (72-51, min 30). Por eso Campazzo se ahorró los últimos siete minutos, que los pasó hablando con el fisio del equipo blanco al final del banquillo.

Muy tranquilo, sereno ante la aventura que le espera. Si nada se tuerce, en un mes estará a punto de debutar en la NBA. El madridismo ya lo echa de menos, porque las alegrías que ha dado son muchas y es, sin duda, el jugador más decisivo de la plantilla ahora mismo.

Laso pide paciencia y piensa en algún fichaje para compensar la pérdida dentro de lo posible. Quizá un pívot también además de un base, a la espera del mercado NBA, que anda enloquecido. Faltó la ovación del WiZink Center, que seguro que con público se hubiese venido abajo en el adiós de su ídolo, por mucho que la cosa no fuese en ese momento oficial.

94. Real Madrid: Campazzo (7), Carroll (15), Deck (7), Randolph (14) y Tavares (13) -quinteto inicial-; Llull (4), Laprovittola (-), Abalde (17), Rudy (6), Thompkins (7), Garuba (4) y Alocén (-).

74. Fenerbahçe: Muhammed (7), Brown (18), Ulanovas (3), Barthel (22) y Duverioglu (4) -quinteto inicial-; Sipahi (-), Hamilton (-), Mahmutoglu (5), Pierre (9), Biberovic (-), Eddie (6) y Westermann (-).

Árbitros: Boltauzer, Rocha y Bissang. Sin eliminados.

Parciales: 28-12, 21-24, 23-15, 22-23.