Poli Díaz: “Al que me dé droga, hostia”

El famoso boxeador, que cumple años, asegura que se está preparando para volver a combatir

El exboxeador Poli Díaz, acusado de estar implicado en el apuñalamiento de un hombre en la Cañada Real de Madrid.

Poli Díaz ha cumplido hoy 53 años y dice que se encuentra mejor que nunca. El boxeador español más famoso, que en los 80 se convirtió en un mito del espectáculo, un emblema de la España que avanzaba, pasó después por una vida llena de momentos difíciles y adicciones. Ahora está listo para volver y demostrar a todo el mundo que hay Poli para rato: “Estoy entrenando todos los días. Me entreno bien y ahí es donde se ganan los combates”, aseguró esta semana en Antena3, en Espejo Público.

Le preguntaron por su pasado por sus adicciones y él aseguró que no es lo mismo la droga cuando tienes dinero y estatus social que cuando no tienes medios para defenderte de ella: ”Si soy rico y he tomado sustancias, es que he estado ‘malo’. Si soy de barrio es que soy un drogadicto o un yonki”, reflexionó el boxeador en televisión”.

La revelación de Poli Díaz es que puedes caer en la drogadicción en un cualquier momento: “Si no sabes poner límite. Se empieza con un cigarrito y luego con lo que se hecha a ese cigarrito. Así empiezas. Para ser un hombre no hace falta ni beber ni fumar”, aseguraba el Potro de Vallecas.

Ahora está muy alejado de ese mundo y dice que lo ha dejado atrás, de manera terminante, como él hace las cosas: “Es algo que no tiene que ver conmigo. Al que me invite a droga, le meto una hostia”, aseguró.

Se pone como ejemplo: “A todos esos chicos que me vean, que sepan que estoy aquí. He tomado mis sustancias y ahora estoy muy bien. Me he quitado del tema y quiero ser una imagen para todos los críos”,