Así es la recuperación de Maradona: Psicólogo y enfermera 24 horas al día

Este fin de semana le quitarán los puntos de su operación de un hematoma en la cabeza pero continuará su tratamiento contra su síndrome de abstinencia

Maradona, con su médicoLa Razón (Custom Credit)

A poco más de una semana de haber abandonado la Clínica Olivos, donde fue operado de un hematoma en la cabeza y comenzó un tratamiento por un cuadro de abstinencia, Diego Maradona evoluciona favorablemente en su flamante casa en San Andrés , un barrio exclusivo ubicado entre Nordelta y el complejo Villa Nueva, en el límite entre Tigre y Escobar. La casa ha sido casa especialmente adaptada para que pueda continuar con su tratamiento contra un cuadro de abstinencia alcohólica que llegó a provocarle episodios de delirio y confusión.

La vivienda cuenta con un gran espacio al aire libre para que pueda realizar ejercicio físico, actividad que le ayudó mucho a salir del pozo anímico en el que había caído la pasada primavera debido al confinamiento por la pandemia de coronavirus. De hecho, Maradona siguió un “plan fitness” que le llevó a perder peso e incluso a abandonar el alcohol por un tiempo.

El astro argentino avanza en su recuperación acompañado por una enfermera las 24 horas (se aloja en una habitación de la propiedad) y sus hijas Gianinna y Jana lo visitan a diario. También lo hacen Dalma y Dieguito Fernando y sus hermanos y hermanas; y durante el día lo asiste Maxi Pomargo (su mano derecha y cuñado del abogado Matías Morla). Su hija Jana ha destacado en redes sociales la enorme disciplina y voluntad de su padre para superar su delicado estado de salud.

Hasta su nuevo hogar, alquilado y acondicionado para albergarlo, se trasladan periódicamente su médico personal, Leopoldo Luque, y el psicólogo que lo trata. Precisamente se espera que este fin de semana el neurocirujano se acerque para dar un paso trascendental para la salud de Pelusa, de 60 años: le quitará los puntos y, de esa manera, recibirá el alta definitiva del cuadro por el que fue operado.

Diego quiere volver cuanto antes su labor en el Gimnasia pero, aunque su médico considera que volver a su rutina y a su pasión ayudaría a su recuperación psicológica, esta decisión deberá ser tomada por todo el “comité médico” que lo trata y aprobada por su familia.