Nueve ambulancias e intentos de reanimación, el drama que se vivió en la casa de Maradona

Un sobrino fue la última persona que vio con vida a Maradona

Vehículos de la policía científica, ante la casa de Diego Armando Maradona.
Vehículos de la policía científica, ante la casa de Diego Armando Maradona.AGUSTIN MARCARIANREUTERS

Los momentos que se vivieron en la casa de Diego Armando Maradona en Tigre durante la mañana del miércoles fueron dramáticos. Según relata la prensa argentina, fue a las 11:30 cuando el psicólogo y la psiquiatra que atendían a Diego acudieron a su habitación pensando que estaba durmiendo, pero advirtieron que no respondía.

Avisaron a su sobrino, Jonatan Espósito, hijo de su hermana María Rosa, y a la enfermera que cuidaba de Diego y que efectuó las primeras maniobras de reanimación. Un médico del vecindario también acudió a la casa, donde empezaron a llegar ambulancias. Hasta nueve llegaron a concentrarse junto a la casa de Maradona.

Los médicos no lograron reanimar a Diego y a las 12:00 (hora argentina) se certifica el fallecimiento de Maradona. Su sobrino fue la última persona que vio con vida a Diego la noche anterior.

Ya por la tarde, la policía científica acudió a la residencia de Diego, donde permanecieron varias horas. El fiscal general del departamento judicial de San Isidro, John Boyard, informó después de que no había signos de violencia y que todo indicaba que el fallecimiento se debió a causas naturales. Los primeros resultados de la autopsia revelaron que la muerte se produjo por “una insuficiencia cardíaca congestiva crónica que generó un edema agudo de pulmón”.