Las claves del “caso Heurtel”

El Barça estalló al sentirse engañado por el base. Pensaba que se iba al Fenerbahçe y estaba muy cerca del Madrid. ¿La venganza? Vetar su regreso con el equipo desde Estambul

Thomas Heurtel, en uno de sus últimos partidos con el Barça
Thomas Heurtel, en uno de sus últimos partidos con el BarçaAFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Thomas Heurtel sigue siendo jugador del Barça y, eso sí, ya está en la Ciudad Condal. Después de hacer noche en Estambul porque el Barça le impidió regresar con el resto de la expedición, el base francés volvió ayer vía Lyon y cerró el primer capítulo de un culebrón que se va a prolongar hasta que el galo no abandone el club azulgrana.

Los desencuentros vienen de lejos. Desde el arranque de la temporada la conexión entre Heurtel y su técnico fue de todo menos fluida. El base, que ya había tenido sus más y sus menos con Pesic, no asumió el rol que le había otorgado Jasikevicius. El técnico lituano dio plenos poderes al recién llegado Calathes y el francés vio disminuida su importancia hasta que desapareció de las rotaciones. Antes del derbi ante el Joventut del pasado domingo, el Barça y Heurtel estaban muy cerca de firmar un acuerdo –tiene contrato hasta junio– para su salida. ¿El destino? En teoría era el Fenerbahçe. Los turcos se deshacían de Westermann y éste, que ya había estado a las órdenes de Jasikevicius en Kaunas, recalaba en el Palau. El problema para el Barça surgió cuando se enteró de que el destino de Heurtel no iba a ser Estambul sino el Real Madrid. Y esto sucedió precisamente en Turquía horas antes del partido y la derrota ante el Anadolu Efes. Heurtel viajó con el Barça, entrenó el lunes, pero se quedó fuera de la convocatoria el martes. No sólo eso. Cuando acabó el encuentro, el Barça impidió que viajara con el resto de compañeros de vuelta a Barcelona. ¿La razón oficial? «Se han roto las negociaciones y no estuvo bajo la disciplina del equipo en el partido». ¿La razón verdadera? Los responsables de la sección se sienten engañados porque Heurtel está muy cerca del Real Madrid, estallaron y decidieron apartar al jugador. Eso sí, le dejaron pagada la noche de hotel y el viaje de vuelta el día siguiente vía Lyon.

El jugador se plantea demandar al club y su intención sigue siendo dejar el Palau cuando antes. Heurtel es todavía jugador del Barça, hoy está citado a entrenar y hay quien asegura que trabajará con el equipo filial. El jugador ha encontrado el respaldo de numerosas estrellas de la Euroliga, del sindicato de jugadores de la máxima competición continental –«ningún jugador debería encontrarse nunca en esta situación y menos en medio de esta pandemia», han comunicado– y de la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) de nuestro país.

La única solución a todo el conflicto pasa porque Heurtel salga del club, pero claro el Barça contemplaría esta opción siempre y cuando su destino no fuera el Real Madrid y todo eso a menos de tres días para la disputa del Clásico de la Liga ACB en la capital.