Gattuso: “Dicen que me voy a morir, pero tranquilos, no me muero”

El entrenador del Nápoles habla de la miastenia, enfermedad que padece

Gennaro Gattuso ha tenido que vivir un tiempo con su ojo derecho tapado.
Gennaro Gattuso ha tenido que vivir un tiempo con su ojo derecho tapado.ALBERTO LINGRIAREUTERS

Gennaro Gattuso, entrenador del Nápoles, habló después del partido que su equipo empató 1-1 contra el Torino de la miastenia, enfermedad que le diagnosticaron hace una década.

“Hace un mes que se rumorea que voy a morir, pero no te preocupes, no voy a morir”, declaró Gattuso, de 42 años. “Sufro de una enfermedad autoinmune, la miastenia. Es la tercera vez en diez años que me ataca esta enfermedad, pero pasará y pronto estaré mejor”, explicó el entrenador.

Los niños no deben tener miedo de mirarse al espejo cuando tienen un problema, no hay necesidad de esconderse. Ver doble es una gran dificultad y no he sido yo mismo durante un mes. Creo que los chicos también han sufrido de esto. Ellos han estado cerca de mí y durante 5 ó 6 días tuve que hacer un gran esfuerzo, ahora me siento un poco mejor, pero tenía un gran cansancio y veía doble”, continuó Gattuso.

“Sólo un loco como yo puede ponerse de pie. No me gusta que la gente se emocione al verme así, no me gustan estos momentos, pero tengo que aceptar que hay cosas peores”, concluyó.

La miastenia es una enfermedad neuromuscular autoinmune y crónica caracterizada por grados variables de debilidad de los músculos voluntarios del cuerpo, aunque tiene predilección por los músculos del ojo.

La miastenia ocular puede ser unilateral o bilateral. Cuando es unilateral, el paciente tiende a elevar los párpados, lo que produce irritación en el ojo sano por exposición al ambiente.

Otra manifestación de la miastenia ocular es la visión doble y borrosa por paresia del músculo ocular externo, que se puede asociar con inestabilidad en la marcha. Estos síntomas mejoran al cerrar el ojo.

En las mujeres afectadas por miastenia ocular los síntomas suelen aparece alrededor de los 20 años, mientras que en los hombres se manifiestan pasado los 40 años.