El Schalke se olvida de ganar: un año sin vencer en la Bundesliga

El equipo de la cuenca del Ruhr lleva 30 partidos sin ganar en la Liga alemana

Christian Gross debutó como entrenador del Schalke con derrota contra el Hertha.
Christian Gross debutó como entrenador del Schalke con derrota contra el Hertha.CLEMENS BILAN / POOLEFE

Hace un año ignorábamos que una pandemia nos cambiaría la vida y que el planeta consumiría sus días esperando una vacuna que nos devolviera los abrazos. Tampoco sabíamos que viviríamos en una nueva normalidad, porque desconocíamos que antes vivíamos en la antigua. Simplemente, la vida era normal. Como era lo normal que el Schalke 04, un equipo que aspiraba a disputar la Liga de Campeones, ganara partidos en la Bundesliga.

Por eso, que el 17 de enero de 2020 el Schalke venciera 2-0 al Borussia Mönchengladbach no resultó sorprendente. Lo extraordinario llegó después. Y es que desde aquel día, el Schalke no ha vuelto a ganar un partido de Bundesliga. Casi un año sin celebrar un triunfo. Exactamente 352 días a 3 de enero de 2021, que serán 358 cuando el día 9 dispute su siguiente choque. 30 encuentros sin vencer (16 de la temporada pasada y los 14 que lleva de esta), en los que de 90 puntos posibles ha sumado 10.

El Schalke cerró aquella jornada, la 18ª de la temporada 2019-20, en quinta posición, con 33 puntos, a siete del líder, el RB Leipzig. Había ganado nueve partidos, empatado seis y perdido tres. En las 16 jornadas restantes, el Schalke solo fue capaz de sumar seis puntos en seis empates. La renta obtenida en la primera mitad de la temporada impidió que el desastre fuera todavía mayor. Terminó en 12ª posición, a 43 puntos del campeón, el Bayern.

La debacle de la pasada campaña sólo fue un aviso de lo que sucedería en la presente, que comenzó con una derrota por 8-0 contra el Bayern. En 14 jornadas, el Schalke ha empatado cuatro partidos y el resto los ha perdido. Desde la primera jornada es el eterno colista de la presente Bundesliga. Pese a sus raquíticos números, el Schalke no tiene tan lejos los puestos de salvación, ya que solo siete puntos le separan del antepenúltimo clasificado, ahora el Colonia. Ese puesto da derecho a disputar la promoción por la permanencia con el tercero de la Bundesliga 2.

En esta oscura travesía, el Schalke nunca estuvo tan cerca de ganar como el 13 de diciembre, contra el Augsburgo (2-2), que empató gracias a un gol de Marco Richter en el minuto 93.

Durante esta grave crisis, la peor desde que el Schalke 04 regresó a la Bundesliga en 1991, cuatro entrenadores han dirigido al equipo. El estadounidense David Wagner (49 años) estuvo al mando durante toda la temporada pasada y las dos primeras jornadas de la actual. Le sustituyó el alemán Manuel Baum (41), que fue despedido dos meses y medio después con un pobre bagaje de cuatro empates y siete derrotas.

El neerlandés Huub Stevens (67), en su cuarta etapa en el club, ejerció como entrenador interino durante un encuentro, que perdió contra el Arminia Bielefeld (0-1), y dio el relevo al suizo Christian Groos (66), que inició este sábado uno de los grandes desafíos de su carrera con derrota contra el Hertha en Berlín (3-0).